Macri ganó en todo el mundo, menos acá

Efecto Brandoni: ¿cómo votó el exterior?

Pese a que todavía no hay datos oficiales, la Cancillería dejó trascender que hubo un aluvión "histórico" de votantes argentinos en el exterior, y que en su mayoría optaron por la fórmula perdedora. En Miami votaron por correo y en Madrid hubo largas colas para meter el sobre en la urna.

Mauricio Macri ganó en todo el mundo, menos en el lugar donde debía ganar. En prácticamente todas las capitales del exterior se impuso sobre Alberto Fernández por amplio margen. De todas formas, el extranjero es un voto marginal: apenas unos pocas decenas de miles de electores exiliados, frente a un padrón nacional de 34 millones.

El tándem Macri-Marcos Peña agitó fuertemente el voto de argentinos que viven en otros países, donde presumía en la previa que lograría una importante cosecha, lo que en principio terminó confirmándose. En la búsqueda de una remontada de 17 puntos que se propuso tras las PASO, cualquier voto contaba. De hecho, la campaña del #SísePuede nació nada menos que en Madrid, en boca del actor radical Luis Brandoni, y se propagó como un rayo en las clases medias-altas que se movilizaron en los principales centros urbanos del país.

Hasta ahora, no hay datos oficiales. La información sobre cuántos argentinos votaron fuera del país y de cómo lo hicieron recién se conocerán en el conteo final, según informó este lunes la Cancillería. De todas formas, el organismo filtró algunas informaciones provisorias en los medios oficialistas, y lo propio hizo el Jefe de Gabinete, por lo que es posible reconstruir con alguna precisión qué fue lo que pasó con las urnas montadas en las embajadas argentinas en el exterior.

Según Marcos Peña, el voto extranjero «creció más de cinco veces» respecto de 2015. Ese octubre de ese año, los sufragantes habían sido 10 mil, por lo que esta vez, siempre según el Jefe de Gabinete, habrían votado 50 mil argentinos expatriados. Un número todavía muy menor, de todas formas, frente a los 385 mil que están empadronados.

Según publica, por caso, el diario Clarín en base a información de Cancillería, en Madrid hubo «largas filas para votar» y una amplia ventaja para Macri: 525 votos fueron para “Juntos por el Cambio”, 175 para el “Frente de Todos” y otros 35 se repartieron entre el resto de fuerzas.

En Miami, sin embargo, votaron muchas más personas, y en su mayoría lo hicieron por correo. En ciudades como Beijing, en China, se tuvo que votar el sábado, por la diferencia horaria. También ganó -por afano- el macrismo: se llevó 66 de los 98 votos, según trascendió.

En el Estado sionista de Israel sucedió algo similar, lo mismo que en Sidney, Australia, donde vive un gran número de jóvenes. Allí también ganó Macri, por una diferencia similar. Dato: en Israel hubo un voto nazi, en favor de Juan José Gómez Centurión.

Cabe destacar que los argentinos en el extranjero sólo pueden votar cargos nacionales, y no locales.