Fernández busca activar el pacto social

Entre todes para erradicar el hambre

El candidato presidencial del Frente de Todos lanzó esta mañana el plan “Argentina sin hambre” junto a empresarios, sindicalistas, referentes de la Iglesia y de las organizaciones sociales.

Convencido de que la ardua tarea para acabar con la indigencia en nuestro país debe incluir a todos los sectores sociales, Alberto Fernández encabezó esta mañana un acto de campaña en la Facultad de Agronomía (UBA) para lanzar “Argentina sin hambre”, un proyecto que busca convertir en política de Estado esta problemática. “Queremos una Argentina de pie decidida a terminar con la vergüenza del hambre entre nosotros”, sostuvo el candidato del Frente de Todos frente a una gran cantidad de empresarios, sindicalistas, referentes de la Iglesia y de las organizaciones sociales.

En un discurso de poco menos de 15 minutos, Fernández enmarcó su plan en la reunión que mantuvo tiempo atrás en España con Martín Caparrós, quien le presentó su libro “El hambre”. “¿Por qué la Argentina, con todo el potencial de producción de alimentos que posee, no se pone de pie para terminar con el hambre?”, se preguntó el candidato presidencial en relación a los planteos que le llevó el escritor a dicho encuentro. Luego agregó: “nosotros representamos a los que la están pasando mal, a los sectores más empobrecidos que hoy en día se quedaron sin trabajo y padecen hambre. Nosotros representamos los intereses de los que quieren una Argentina más justa y que nos integre como sociedad. Hace cuatro años que hay políticas que excluyen a la mitad de los argentinos. Eso es algo que me obsesiona. Quiero gobernar para todos”.

En primera fila del evento se pudo observar a Mariano Recalde, Matías Lammens, Estela de Carlotto, Adolfo Pérez Esquivel, Héctor Daer, Carlos Tissera -presidente de Cáritas Argentina- y Daniel Arroyo, a quien Fernández mencionó como uno de los principales impulsores de esta iniciativa. Sin embargo, lo que más llamó la atención fue la diversidad de sectores que colmaron la parte externa de la Facultad de Agronomía: desde poderosos empresarios hasta líderes de organizaciones sociales. En ese sentido, el principal orador de la jornada se refirió al presidente de la multinacional cerealera Syngenta al recalcar su disposición para “donar el 1% de su producción” para la realización de este plan. “De corazón le agradezco”, retribuyó Alberto para luego agregar que “en esta campaña hacemos falta todos”.

De inmediato, el candidato del Frente de Todos mencionó a Juan Grabois -también presente en el acto- para plantear la necesidad de una Ley de Góndolas, “dado que hay muchos pequeños productores que pueden dar sus productos a mejor precio. Hay dos proyectos de ley de Góndolas, ¿por qué no los empezamos a trabajar ya?”. En este tramo concluyó con una arenga: “No es posible que en el país del trigo y de las vacas el pan y la leche no paren de subir, que falte en la mesa de los argentinos. Lo primero que vamos a reperfilar son los precios de la canasta básica argentina para que todos tengan acceso”.

El proyecto Argentina sin hambre plantea la “unidad nacional” para alcanzar este propósito y para ello propone un programa para tener una canasta básica accesible, la creación de un observatorio de seguimiento para hacerlo efectivoy convertirlo en política de Estado, el desarrollo de centros de comercialización para fomentar la economía local y la pequeña producción, el apoyo a los trabajadores de la economía popular y la creación de una tarjeta de alimentos para generar una política de nutrición federal, entre otras cuestiones.