Ciudad rica y desigual

Les jóvenes de CABA necesitan 37 mil pesos para tener un desarrollo pleno

Así lo revela el Indicador de Calidad de Vida Joven de septiembre. El estudio mide el ingreso necesario para llevar una vida que permita gozar plenamente de las oportunidades que la Ciudad de Buenos Aires ofrece.

Foto: Julián Mallo

Con la presencia de candidates y referentes del Frente de Todes en la Ciudad de Buenos Aires, se presentó el Indicador de Calidad de Vida Joven correspondiente al mes de septiembre. El primer dato que salta a la vista no es menor: les jóvenes porteñes precisan 37 mil pesos para tener un desarrollo integral pleno en la ciudad más rica del país.

Federico Putaro es abogado, investigador del Centro Génera y, junto con Victoria Larrea y Lisandro Pérez Lossino, uno de los coordinadores del estudio. «El Indicador de Calidad de Vida Joven es un indicador de costo de vida, pero no de una vida de subsistencia, sino de una vida plena, que permita el desarrollo personal», explica. La iniciativa comenzó a medir el impacto inflacionario en la canasta joven en abril de este año y con la presente, ya alcanzó su sexta medición. Putaro explica que «es importante construir indicadores sectoriales que permitan un diagnóstico preciso de la situación para poder trabajar sobre él con políticas públicas que impacten efectivamente».

Foto: Julián Mallo

Del evento también participó el economista y candidato a diputado nacional, Itai Hagman, la candidata a legisladora Lucía Cámpora, el secretario de Juventud de la CTA, Matías Zalduendo y la secretaria adjunta de ATE Capital, Agustina Panissa. Hagman, quien recopiló los datos efectivos que hacen al ingreso medio de les jóvenes en CABA, comenzó explicando: «El 77% de los jóvenes entre 20 y 34 años de la Ciudad gana menos del índice de calidad de vida joven. En la zona sur este número llega casi al 90%, donde 1 de cada 4 no tiene laburo. Para revertir esto hay que cambiar el modelo económico y también necesitamos un gobierno en la Ciudad que se ocupe de estos temas».

Foto: Julián Mallo

Luego fue el turno de Lucía Cámpora, quien enfatizó en la agenda joven y presentó una serie de propuestas legislativas. «Queremos aprobar en la Legislatura el boleto universitario y programas de empleo joven, pero sobre todo queremos que Matías Lammens lo lleve adelante desde el Gobierno porteño», enfatizo la referente joven, quien también insistió en programas de empleo y terminalidad escolar.

Foto: Julián Mallo

“El nuevo mandamiento del capital es que no existan relaciones de dependencia. Por eso, frente a la precarización laboral, emerge la organización sindical”, explicó Matías Zalduendo, docente y militante de UTE.  «Si hay triunfo electoral es porque hubo lucha social. Dimos un paso importante en la unión del movimiento obrero en una sola central, y generacionalmente tenemos que dar un paso grande en unidad”.

Foto: Julián Mallo

Por último, Agustina Panissa, trabajadora estatal y dirigente sindical, enfatizó en las pésimas condiciones de contratación del sector público y sentenció: «El GCBA tiene 18 mil trabajadores y trabajadoras monotributistas y 40 mil trabajadores con sueldos por debajo de la línea de la pobreza. El Estado debe ser garante de derechos y hoy tiene a sus trabajadores precarizadxs».