La UBA se arrodilla por negocios

Larreta y Barbieri, cada vez más juntos

El jefe de Gobierno porteño y el rector de la Universidad de Buenos Aires se pasean en modo campaña, cual si fueran parte de un mismo espacio político. Detrás del estrecho acercamiento hay un negocio inmobiliario: el proyecto del nuevo Parque de Innovación en los terrenos del ex Tiro Federal.

Durante el último mes, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta se mostró dos veces en actos de campaña junto al rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri. ¿El motivo? Algunos sostienen que la sintonía entre estos dos dirigentes siempre fue buena, pero otros -los más desconfiados- aseguran que el repentino acercamiento está basado en el avance de negocios inmobiliarios donde comparten intereses.

Ambas tesis son ciertas. Ya en noviembre de 2016 Larreta y Barbieri brindaron una conferencia de prensa para anunciar la construcción del nuevo Hospital de Clínicas, obra que se anunció con bombos y platillos pero que ni siquiera comenzó. Más recientemente, llamó mucho la atención -justo en el peor momento del macrismo a nivel nacional- que Barbieri aceptara estar junto a Larreta en dos actividades proselitistas separadas por un lapso de tiempo tan estrecho: el pasado 26 de septiembre, recorrieron las instalaciones de la Facultad de Odontología junto a Guadalupe Tagliaferri y Alejandro Finocchiaro; mientras que un día antes del debate porteño de la semana pasada, analizaron el proyecto del nuevo Parque de Innovación en los terrenos del ex Tiro Federal, evento al cual asistieron también Diego Santilli, Martín Lousteau y Rodolfo D´Onofrio.

Larreta y Barbieri, junto a Diego Santilli y Rodolfo D´Onofrio (a la izquierda), y Martín Lousteau (a la derecha).

El “Masterplan” de Larreta prevé la utilización de una superficie total de 330 mil metros cuadrados, de los cuales 62 mil estarán destinados a la innovación pública y 157 mil a la innovación privada, lo cual será gestionado por un “Ente Público no Estatal de Gobernanza Mixta”. También se contemplan 23 mil metros cuadrados para la instalación de oficinas, 43 mil para usos mixtos y 45 mil para viviendas residenciales. De acuerdo con el proyecto que llegó a la Legislatura el pasado lunes, “el Parque de Innovación tiene por objetivo posicionarse como centro urbano que impulse la ciencia y la tecnología, la generación, atracción y desarrollo de la innovación, del conocimiento y del talento de la Ciudad de Buenos Aires, impulsando, fomentando y consolidando la generación y aprovechamiento social de los conocimientos”.

Existen varios organismos e instituciones con pretensión de instalar sus oficinas en el Parque: entre ellas, se cuentan el INTI, el Conicet, la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, la ANMAT y el INTA. “Estas entidades beneficiarias gozarían de la concesión de uso de los terrenos, a título gratuito u oneroso, debiendo realizar las inversiones en edificación por su propia cuenta y cargo, en función de los convenios específicos que se suscriban oportunamente con el Gobierno de la Ciudad”, plantea el texto del proyecto. Además de la Universidad de Buenos Aires, se destaca el apoyo de la Universidad Di Tella y el Club Atlético River Plate, cuyas sedes se encuentran a muy pocos metros del mencionado predio. Precisamente, la entidad deportiva analiza la posibilidad de mudar su escuela a los terrenos ubicados sobre la avenida Guillermo Udaondo.

En cuanto a la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Tecnológica Nacional, el Gobierno porteño se comprometió a cederles un terreno, pero no se especificó el tamaño de la superficie que le corresponderá a cada una. El proyecto de ley referido a concesiones en innovación pública autorizaría al GCBA a otorgar usufructo a la UBA por el término de 100 años y a ceder el uso de parcelas a organizaciones públicas por hasta 50 años mediante “convenios específicos”.

CABA S.A.

Horacio Rodríguez Larreta intenta apurar el proyecto del Parque de Innovación y pretende que se apruebe en la Legislatura dentro de tres semanas. En su ambicioso plan de iniciativa privada, el Masterplan contempla un espacio de coworking, una residencia universitaria, una institución de salud, facultades de Tecnología/Ingeniería/Diseño, una escuela de Programación, una escuela de Posgrado y una empresa con tecnología innovadora. La superficie restante estará dedicada a oficinas y edificios residenciales, todo en el marco de una administración pública no estatal del Parque.

Parque de Innovación en los terrenos del ex Tiro Federal

Otra de las apuestas del proyecto es tener finalizado de acá a julio de 2022 el edificio “Educación del futuro”, cuya idea surgió a partir de un convenio entre el Ministerio de Educación del GCBA y la Sociedad Central de Arquitectos (SCA). La convocatoria al Concurso Internacional de Anteproyectos para el diseño de esta construcción está abierta desde el 4 de octubre y finalizará el 25 de noviembre. De acuerdo con las bases del llamado, se busca “el desarrollo de una propuesta arquitectónica que potencie el emprendedurismo, la ciencia, la tecnología y la generación, atracción y desarrollo de la innovación, del conocimiento y del talento de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. En esta “obra icónica” -concebida como ámbito colaborativo entre la universidad, el sector público y el sector privado- se pretende instalar la UniCABA, proyecto totalmente resistido por les estudiantes de los actuales institutos de formación docente.

Barbieri, el equilibrista

Si bien con un perfil mucho más bajo que en el actual vínculo con Larreta, el rector de la UBA -quien se define como “peronista”, pero convive armónicamente con la casta radical que gobierna esta casa de estudios desde el siglo pasado- también estuvo presente en la presentación del plan “Argentina contra el Hambre” que realizó el candidato opositor Alberto Fernández junto a diferentes sectores sociales. Allí Barbieri dejó en claro su otra jugada: además de favorecer los negocios Pro con la tierra pública en nombre de la Universidad de Buenos Aires, también prioriza su gobernabilidad en el cargo que ocupará hasta el año 2022.