La Legislatura aprobó la ley que flexibiliza la venta de tierras

Andrade: “Si siguen vendiendo tierras, la Ciudad va a colapsar”

Con 33 votos a favor, el oficialismo logró sancionar en la Legislatura porteña el nuevo régimen que flexibiliza las condiciones de venta y aumenta la discrecionalidad del Ejecutivo a la hora de privatizar tierras e inmuebles del Estado.

La Legislatura porteña sancionó esta tarde el nuevo «Régimen para la disposición de bienes inmuebles de la Ciudad», que le permitirá al Ejecutivo porteño mayor discrecionalidad a la hora de vender tierras públicas, un instrumento del que abusó durante los últimos cuatro años para pagar deuda externa y favorecer el negocio inmobiliario.

La nueva norma habilita la flexibilización de las condiciones de pago para los privados que se hacen de las tierras y permite que cada organismo de la administración porteña establezca su propia modalidad de venta, que hasta hoy era obligatoriamente vía subasta del Banco Ciudad, y se podrá hacer hasta por venta directa. Además, con la modificación de la Ley de Contrataciones, ya no es obligatorio que la enajenación de tierras e inmuebles del Estado deban pasar por la Legislatura, donde son necesarios los dos tercios de los votos para hacerlo.

La norma salió con 33 votos positivos, todos del interbloque de Juntos por el Cambio, con 9 abstenciones y sólo 13 votos en contra. “Están abusando del reciente resultado electoral para avanzar otra vez en la venta de terrenos, ahora flexibilizando los métodos de venta”, reflexionó en diálogo con El Grito del Sur el legislador Javier Andrade, que votó en contra.

“Evidentemente Rodríguez Larreta está cumpliendo la máxima que había prometido Macri de hacer todo lo mismo que hicieron estos cuatro años, pero más rápido”, ironizó. Y señaló que de seguir este modelo “la Ciudad va a colapsar”.

Andrade también denunció que, sobre el filo del recambio institucional en la Legislatura, donde la oposición avanzó y por primera vez en mucho tiempo le quitó a Cambiemos la mayoría automática, el oficialismo aprovecha la actual composición para seguir rematando terrenos y modificando los códigos urbanísticos de los barrios. “Esos proyectos, que habilitan la construcción de más torres, no tienen en cuenta el colapso que pueden generar en materia de servicios, ni tampoco el proceso de expulsión de los que menos tienen, porque en su mayoría en los últimos años se construyeron viviendas suntuosas que ningún trabajador de la Ciudad puede pagar, son sólo para los ricos”, aseguró.

Tal como reveló hoy El Grito del Sur, durante los últimos 12 años de gestión Pro se privatizaron 473 hectáreas en la Ciudad, y más de la mitad durante el primer mandato de Horacio Rodríguez Larreta.