El CELS festejó su 40º aniversario

Derechos humanos imparables

Una multitud celebró el 40º aniversario del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) en el Estadio Malvinas Argentinas. Numerosas bandas y charlas públicas delinearon una tarde-noche a puro ritmo, alegría y reflexión.

Unas 15 mil personas se congregaron ayer en el Estadio Malvinas Argentinas para celebrar el 40º aniversario del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). En una jornada a puro ritmo, alegría y reflexión, la fiesta alternó entre bandas que invitaban a bailar y charlas públicas propuestas para pensar el presente y el futuro de los derechos humanos, así como las luchas por la igualdad, la verdad y la justicia en nuestro país.

El CELS, presidido en la actualidad por el periodista Horacio Verbitsky, trabaja desde el año 1979 por la promoción y protección de los derechos humanos y el fortalecimiento del sistema democrático en Argentina. Esto no es algo menor dentro de un país en que el actual presidente, Mauricio Macri, utilizó como frase de campaña terminar con «el curro de los derechos humanos».

Familias enteras y grupos de amigues se acercaron para disfrutar la tarde de sol en el predio de La Paternal. Desde temprano empezaron los números musicales de la mano de Ecolecuá, Anda Calabaza y Mariana Baggio. Mientras tanto, en las carpas que se montaron a un costado del predio se desarrollaron charlas sobre soberanía alimentaria, jóvenes, feminismos, cultura y medios, entre otras.

Luego llegó el turno del conversatorio sobre las políticas de odio con la presencia de Quimey Ramos, Nacho Levy, Lourdes Rivadaneyra, Ana Mielke y Angela “Lita” Boitano. En referencia a la situación de la comunidad trans, Quimey Ramos -docente del bachillerato popular Mocha Celis- afirmó que «sin políticas dirigidas a nosotras, el Estado avala la opresión a nuestros derechos».

Más tarde, mientras Hilda Lizarazu y Bruno Arias mostraban su espectáculo en el estadio cubierto del predio, Soledad Barruti, Darío Sztajnszrajber, Mercedes Pombo y representantes de la Asociación Lhaka Honhat conversaron en el sector al aire libre sobre las proyecciones de los derechos humanos en una charla llamada “derecho al futuro”. En ese marco, Darío Z sostuvo que es necesario «activar, militar, salir de la norma y hacernos preguntas que se salgan de los lugares comunes».

 

Por último, Georgina Orellano, Daniel Yofra, Beto Pianelli, Lucila De Ponti y Julieta Sayar disertaron en el conversatorio “¿Qué es trabajar?”, el último de la jornada. Así se cerraba una tarde-noche en la que representantes de un gran número de organizaciones, colectivos y movimientos sociales se acercaron para colectivizar la alegría y ponerle el cuerpo a la proyección de futuro. 

A partir de eso, todo siguió siendo fiesta de la mano de La Delio Valdez, Paula Maffia, Mala Fama, La Bomba de Tiempo, Nonpalidece y Miss Bolivia, la encargada de darle el broche de oro a la jornada. “Hoy somos parte del movimiento que en todo el mundo lucha por los derechos. En cada instante, este movimiento es historia, presente y futuro. Por eso es imparable”, se leyó en los materiales repartidos a todos los presentes.