Festival Ninja

Nuevos medios, plataformas digitales y comunicación activista

En el marco del "Festival Ninja" organizado por Midia Ninja en San Pablo, se realizó la mesa "Nova Midia Global" con la participación del medio español #404, Emergentes y El Grito del Sur. Debates y luchas de la comunicación popular.

«La comunicación popular transforma la realidad en la medida que toma partido por los sectores populares. (…) Las comunicadoras y comunicadores populares no comunican PARA la gente, comunican CON la gente porque SON la gente, que comunica su propia realidad con el objetivo de transformarla en base a la defensa de los derechos humanos», explica casi con épica de manifiesto desde la plataforma #404.

Ese medio español fue uno de los tres invitados a la mesa «Nova Midia Global» del Festival Ninja en San Pablo, acompañado por Emergentes y El Grito del Sur y coordinada por Ana Pessoa, de Midia Ninja.

#404 es un proyecto de comunicación popular de España surgido hace un año y medio en el marco de los talleres de comunicación social de la escuela popular Pablo Freire. Ese medio busca revertir las lógicas hegemónicas de la comunicación en las cuales no se sienten representados ni identificados. «Si nadie nos cuenta, nos contaremos nosotras y nosotros mismos», explican.

El proyecto creció frente al aumento de la popularidad de las derechas en Europa, encarnado por la figura de Vox en España. «La economía neoliberal quiere separar lo económico de lo político y lo político de lo social», aportó Pablo (integrante del colectivo).

«Entendemos que lo que no se cuenta no existe. Es necesario mejorar los colectivos de comunicación popular básicamente porque sino esto te impide poder avanzar en objetivos políticos y finalmente trascender en un ámbito específico. Creemos en la comunicación social como una herramienta de transformación social y de empoderamiento colectivo donde sean los propios colectivos sociales los que generen sus propias narrativas». Sobre la lógica propia de su país y la manera en la que impacta el neoliberalismo en España, manifestó: «Los movimientos que nacen al calor del 15 M empiezan a disputar nuevas narrativas, por ejemplo dejar de ver los económicos como problemas individuales para entender que son situaciones sociales. Perder la casa, no es la culpa de una sola persona sino que es parte de una política de recorte muy concreta y detrás de eso hay responsables».

Fotos: Emergentes

Emergentes, por su parte, surge en Argentina el 24 de marzo de 2016 después de la experiencia de Facción Buenos Aires y acciones artivistas como «Amor si, Macri no». Luego de que la derecha ganara las elecciones en nuestro país se plantearon la necesidad de enfocarse en lo local sin dejar de coordinar con redes internacionales. Con una pata fuerte en las imágenes y anclados principalmente en las redes sociales, Emergentes apunta a la autoría colectiva y a la revisión de las lógicas del periodismo tradicional.

«La nueva generación de medios de comunicación independientes somos hijos de la década ganada y desde ahí supimos forjar la resistencia para los últimos 5 años que marcaron en la región el regreso del neoliberalismo. Desde ahí narramos la lucha de los movimientos sociales, de las organizaciones populares, poniendo en agenda la urgencia de proteger los derechos conquistados en los últimos años. Emergentes es un medio que nace desde las redes para la articulación de redes nacionales e internacionales. Desde ese objetivo logramos construir en estos 4 años una agenda que nos permita mirar en 360 los resultados del neoliberalismo en nuestros territorios, generando nuevos puentes entre quienes luchan por un nuevo mundo posible», aportó Majo Giovo, de Emergentes .

Fotos: Emergentes

Por su parte, este medio -que tiene su columna vertebral en la comunicación política- se basa en la participación horizontal y la lógica cooperativista. Forjados al calor de los gobiernos progresistas en América Latina y con los pies en el asfalto, El Grito del Sur intenta dar la lucha de sentido desde dentro, escuchando los relatos de sectores postergados. Intentando romper la estigmatización de los medios hegemónicos hacia quienes forman parte de la economía popular, los movimientos sociales, la juventud, los feminismos y la comunidad LGBTQ. Gracias la posibilidad de que exista un pluralidad de mensajes que propician las redes sociales enfocado especialmente en una la población joven. El Grito del Sur pendula entre formatos tradicionales y alternativos para difundir la información.

«Somos hijes de la generación que pudo dar su voto desde los 16 años y queremos hackear la lógica adultocéntrica de que les jóvenes no pueden contar la historia. Estamos forjando el presente, queremos contar la historia y lo hacemos. Quisimos quitarle el estigma a los movimientos sociales, nos propusimos contar lo que sucedida desde al lado de las personas, escuchándolos. Decidimos contar otro relato que no es el de los medios hegemónicos. Nos interpela el feminismo y los pibes y pibas que salieron a la calle a replantearse la manera de hacer política desde los afectos. Politizar el deseo, concebirlo como arma política, entender que lo que nos gusta puede hacernos cambiar la sociedad», expresamos desde este medio.

Fotos: Emergentes

En la charla se habló de la importancia de coordinar redes entre los medios independientes de todo Latinoamérica, especialmente en época de fake news y trolls. También se pensó en como expandir la llegada de los medios contrahegemónicos a través de las plataformas de redes sociales y cadenas de whatsapp, con campañas de viralización que puedan calar en el sentido común como sucedió a nivel local con el flashmood «Si vos querés».

La profesionalización de los medios alternativos y el financiamiento también fueron un eje del debate. Si bien es fundamental generar trabajo de calidad y con investigaciones serias, la informalidad laboral y falta de presupuesto juegan en contra de la comunicación alternativa. Esto se traduce en la imposibilidad de sostener y de planificar proyectos a largo plazo a pesar de la calidad y la seriedad de quienes o conforman.

Finalmente, y como conclusión de los objetivos a futuro, parece fundamental hablar de la necesidad de captar visibilidad para contar la historia, sin que esto signifique competición entre los medios alternativos. Si bien es fácil caracterizar quienes detentan el monopolio mediático en nuestro países resulta difícil -y es estigmatizado- que los medios populares asuman que quieran consolidarse como actores en la lucha por generar relatos. Es necesario entender que la comunicación popular debe crecer y disputar la hegemonía, ya que si el poder no se disputa no se evapora sino que es tomado por las derechas.

Como conclusión es indispensable entender la comunicación como un arma de difusión masiva, como un ejercicio virósico de construcción de sentido y, sin lugar a dudas, como una de las patas fundamentales de profundización de la democracia, articulando sentidos en una América Latina en disputa.