Larreta y la marcha de la economía en 2020

El optimista menos pensado del nuevo Gobierno

El proyecto de Presupuesto 2020, entregado a la Legislatura porteña por el Jefe de Gobierno, plantea en forma llamativa una reversión de ciertos indicadores económicos negativos durante la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Tras casi dos meses de demora, el lunes 25 llegó finalmente a la Legislatura porteña la presentación del Presupuesto 2020. El proyecto de ley enviado por el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta para materializar el inicio de su segundo mandato posee algunas particularidades dignas de mencionar. Además de plantear un aumento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) mes a mes de acuerdo con el índice de inflación, estimada en el orden del 34 por ciento anual, el nuevo Presupuesto tiene una visión optimista en torno a las perspectivas económicas para el futuro gobierno de Alberto Fernández.

“A nivel de los factores macroeconómicos a nivel nacional se estima una recuperación del consumo privado y la inversión, aunque en el caso de la inversión sin que se logre compensar el arrastre negativo asociado a la dinámica de los últimos meses de 2019. Puntualmente, para el promedio del año se proyecta un aumento del 1,4% en el consumo privado y una baja de 4,9% en la inversión. Los principales motores que impulsarán la mejora en el consumo privado serán tanto la reducción de la incertidumbre financiera y cambiaria, como la recomposición de la masa salarial de la mano del empleo y la reapertura de paritarias”, plantea en forma llamativa el documento en el apartado ¨Perspectivas económicas para 2020¨.

Fotos: Abril Pérez Torres

La inflación es otro de los temas en que recala el Presupuesto de la administración porteña Pro desde una mirada positiva hacia delante. «Se calcula que ingresará en una etapa de desaceleración hasta llegar a un 34,2% interanual en diciembre de 2020, luego de una inflación proyectada para diciembre de 2019 de 52,8%. Esta dinámica deja un arrastre estadístico para la inflación promedio anual de 2020 de 21%. Es por eso que, si bien se espera una reducción significativa en la inflación interanual de diciembre 2020, la inflación promedio del año será de 43,1%».

Por último, si bien plantea una leve autocrítica en términos nacionales respecto a que «los resultados del proceso de normalización de la economía todavía no alcanzaron las metas establecidas», el texto invita al Gobierno entrante a proseguir una «racionalidad» en el gasto público y a continuar «con las medidas adoptadas tendientes a ordenar la macroeconomía, en línea con la eliminación de distorsiones que afectan la productividad de la economía».

Fotos: Abril Pérez Torres

Dicho análisis marca un progresivo distanciamiento -acentuado tras la derrota del 27 de octubre a nivel nacional- entre el Jefe de Gobierno y el ala más dura del macrismo, que no tendrá lugar en el nuevo Gabinete porteño que se está conformando de cara al período 2019-2023. El único ministro de Mauricio Macri que se baraja como posible asesor externo es Hernán Lacunza (Economía), aunque su nombre es más cercano a María Eugenia Vidal que al propio Presidente. Cabe destacar que Macri vinculó en campaña a Alberto Fernández con «el populismo», cuestión que no se puede advertir en ningún fragmento del citado Presupuesto 2020.

En la misma línea de alcanzar mayores niveles de autonomía, diez días atrás Larreta se reunió en privado y sin fotos oficiales con el Papa Francisco en el Vaticano. Esto también a contramano de su jefe político, quien durante todo su mandato mantuvo una relación distante y tensa con el principal referente de la Iglesia Católica.

Fotos: Abril Pérez Torres