A un mes de las elecciones en Boca Juniors

Riquelme y la unidad imposible

El ídolo de Boca eligió no jugar con nadie, pero su llamado a "estar todos juntos" cayó mejor en el oficialismo que en la oposición. Repercusiones en un escenario político que se recalienta.

Como cuando deslumbraba con la 10 en su espalda, Juan Román Riquelme es una persona que deja títulos e invitaciones a la reflexión cada vez que habla. Sus declaraciones al canal Fox Sports, apenas a un mes de las elecciones en Boca Juniors -que prácticamente coinciden con su partido oficial de despedida-, fueron seguidas ayer con mucha atención por el mundillo político. A apenas 12 días del cierre de listas en uno de los clubes más populares del país, el ídolo señaló: «No conozco ningún club que se llame oficialista, opositor o verdadera oposición. Es momento que dejen de pelear por el poder, por interés, por el ego… si queremos lo mejor para el club debemos estar todos juntos».

¿Cómo cayeron sus palabras en el ambiente político? Cabe destacar que el actual presidente de la entidad xeneize, Daniel «Tano» Angelici, se encargó de remarcar -una vez consumada la derrota de Macri a nivel nacional- que «ahora quedan las elecciones en Boca, ja». Esto demuestra la importancia que tiene para el macrismo conservar la poderosa trinchera que vio nacer a su líder político. A pesar de que se especuló con una posible postulación del mandatario argentino, el oficialismo ya confirmó al tándem Christian Gribaudo-Juan Carlos Crespi para competir en las elecciones del próximo 8 de diciembre.

«Las declaraciones de Riquelme son absolutamente lógicas porque decidió prescindir de todos los sectores políticos. Lo que queda claro en principio es que él no va con nadie. Eso de por sí es un beneficio desde el punto de vista político, dado que se pasaron un buen tiempo diciendo que él iba con éste o con el otro», analizó en diálogo con El Grito del Sur un importante dirigente de la actual Comisión Directiva. La primera reacción a las palabras del ex enganche salieron de boca del «Tano» Angelici, quien anunció una convocatoria a los presidentes de las 15 agrupaciones para ver -según dijo- «las coincidencias y las diferencias». Sobre la inviabilidad de esta propuesta, la misma fuente señaló que «esa era la idea, poner a la oposición incómoda porque van a tener que decir que no».

Las palabras de Riquelme no sentaron tan cómodas para el arco opositor. «No somos todo lo mismo. Nosotros queremos otra cosa que lo que quiere el oficialismo, sino hubiéramos estado con ellos desde hace tiempo. Tenemos un proyecto de club que es totalmente diferente al que se construyó en estos años. Yo respeto a Román, es un ídolo futbolístico, pero si él piensa que somos todos lo mismo yo no estoy de acuerdo. Cada uno camina con quien quiere», señaló a este medio un referente del espacio Identidad Xeneize, que se perfila como principal oposición y lleva como candidatos a la fórmula Jorge Amor Ameal – Mario Pergolini.

«Va a haber movimiento en los próximos días, veremos cómo se acomodan las fichas», planteó este experimentado dirigente. En ese sentido, mientras la oposición continúa sumida en la fragmentación, el presidente del PJ porteño y también aspirante presidencial, Víctor Santa María, marcó esta mañana sus coincidencias con Riquelme y afirmó: «Necesitamos de todos y todas para recuperar la gloria que Boca se merece. Un Boca unido es imprescindible». José Beraldi, quien va junto al ex oficialista Royco Ferrari, también dijo lo suyo: «Estamos dispuestos a seguir conversando con todos los que quieran un cambio para tener un club abierto al socio en todo el país, ganador y con adn bostero».