Una a una, las medidas que se vienen

Alberto contra el hambre

Mañana se pondrá en marcha el Consejo Federal "Argentina contra el Hambre", cuyos objetivos y protagonistas están definidos desde septiembre. La primera reunión servirá para dar a conocer la letra chica de las medidas que se vienen.

El hambre no puede esperar: la primera reunión del flamante Consejo Federal “Argentina contra el Hambre”, que funcionará bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, tendrá su primera reunión este lunes. Además de la titular del organismo, Victoria Tolosa Paz, y el ministro Daniel Arroyo, serán de la partida los principales referentes de las organizaciones de la Economía Popular, algunos empresarios ligados a la producción de alimentos como Daniel Funes de Rioja y las personalidades que sobre el tramo final de la campaña presidencial de Alberto Fernández se comprometieron con la causa: desde Marcelo Tinelli hasta la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, y el neurólogo Facundo Manes.

Se espera que el plenario sirva para dar a conocer los detalles de las primeras políticas de urgencia que implementará el Consejo, la mayoría con cierto “deja vú” de las que tomó el gobierno interino de Eduardo Duhalde post-crisis de 2001. Algunas de las iniciativas ya se publicaron vía DNU y otras serán enviadas al Congreso los próximos días para ser debatidas en sesiones extraordinarias. Las principales son:

Tarjeta Alimentaria: El beneficio alcanzará a 1,8 millones de mujeres con hijos menores de 6 años. “El padrón ya está conformado”, dijo Arroyo, y precisó que se confeccionó de acuerdo a datos cruzados de Desarrollo y la ANSES. Será de 4 mil pesos y servirá únicamente para comprar alimentos, en cuyos precios estará exento el IVA. Funcionará como un refuerzo de los programas sociales vigentes como la AUH y el Salario Social Complementario.

Microcréditos productivos: Habrá que esperar un poco más, pero estarán destinados a Pymes, cooperativas y familias, en parte para paliar el alto nivel de endeudamiento de los sectores más vulnerables y también para financiar proyectos de trabajo. Las tasas serán ínfimas: entre el 2 y 4 por ciento.

Derecho al primer empleo: Habrá una suerte de “puente” entre quienes reciben los salarios sociales complementarios y trabajan en cooperativas y las Pymes, con la idea de insertar trabajadores en el mercado formal, pero sin perder el beneficio.

Un Posnet para la Economía Popular: con el objetivo de empoderar a los pequeños productores y a la agricultura familiar promoviendo el consumo de sus productos. También habrá ferias populares itinerantes como las que antes se utilizaban a modo de protesta, pero esta vez con el respaldo del Estado. El nombre tentativo es “Mercados Alimentar”.

El paquete de urgencia, según trascendió, estará incluido dentro de la “Ley de solidaridad”, un proyecto más abarcativo que incluirá varias medidas redistributivas, entre ellas:

-Aumento del impuesto a los bienes personales.

-Aumento del 20 por ciento al “dólar turismo” que se utiliza para compras en el exterior.

-Aumento de las jubilaciones en base a un nueva fórmula, que desconoce la reforma aprobada por Cambiemos en 2017 con represión.

-Reasignación de los Fondos Reservados de la AFI, tal como anunció el Presidente en el discurso de asunción. Se estima que pasarán a Desarrollo Social unos 4.500 millones de pesos.

Las medidas se complementarán, además, con los DNU publicados este fin de semana en el Boletín Oficial:

-Actualización de las retenciones, que estaban clavadas en 4 pesos por dólar pero a un tipo de cambio de 38 pesos, por lo que se llevará a un porcentaje fijo del 9 por ciento, exceptuando a la soja, que trepará al 27 por ciento.

-Doble indemnización por despidos: vuelve en forma de decreto la “ley antidespidos” vetada por Mauricio Macri. Se aplicará sólo para los puestos de trabajo creados con anterioridad a su sanción.

 

También te puede interesar:

«Un sindicato sin precedentes»