Educación Sexual Integral

La ESI como deuda pendiente del nuevo Ministerio

La Red de Docentes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se reunió con el nuevo ministro de Educación, Nicolás Trotta, para plantear las demandas sobre la Ley de Educación Sexual Integral y transmitirle la necesidad de abordar dentro de los contenidos curriculares la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Luego de cuatro años de sequía en lo que respecta a Educación Sexual Integral (ESI), las y los integrantes de la Red de Docentes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se reunieron ayer con el nuevo ministro de Educación Nicolás Trotta. En una reunión -a la que calificaron de «alentadora»- llevaron las demandas respecto de la implementación y actualización de la ley de Educación Sexual Integral (Ley 26.150) en todos los niveles y transmitieron la necesidad de abordar dentro de los contenidos curriculares la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Miranda González Martin es docente, integrante de la Red y coordinadora del equipo de Educación Sexual Integral de la Escuela de Maestros, espacio de capacitación docente de CABA. En diálogo con El Grito del Sur habló sobre las necesidades planteadas al Ministro y las estrategias de trabajo transversales para que la aplicación real de la Ley de ESI se lleve a cabo 13 años después de su sanción.

¿Cómo surgió la reunión con el ministro Trotta?

Venimos de cuatro años bastante infructíferos respecto a la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) por parte del Ministerio de Educación Nacional. Ni bien se armó el nuevo Ministerio pedimos la reunión y la obtuvimos rápidamente, lo cual ya de por sí es un signo bastante interesante. Con la nueva gestión se abre una oportunidad para articular.

Nicolás Trotta, ministro de Educación

¿Cuáles fueron los principales puntos que llevaron desde la Red de Docentes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito a la reunión?

Nos acercamos con varias demandas. Hablamos de que la implementación de la Ley 26.150 es muy deficiente en términos generales, pero aún más preocupante en algunas jurisdicciones donde tienen más peso las iglesias. Pero, más allá de esto, creemos que la dificultad tiene que ver con la falta de capacitación docente, de materiales actualizados y de presupuesto puestos en función de la aplicación de la ley. Otro tema que tratamos fue la falta de contenidos específicos respecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en la ESI: los cuadernillos, los lineamientos curriculares, las resoluciones que salen del Consejo Federal de Educación. En ningún momento se menciona a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) como un derecho y siempre se lo hace como un problema. También planteamos la enorme cantidad de docentes denunciados por la mera implementación de la ley. En todo el país tenemos docentes denunciados, removidos de cargos y con sumarios solamente por abordar temas específicos, hablar de sexualidad o denunciar abusos. Esta es una gran preocupación, ya que desalienta a les docentes a tratar la ESI en sus clases. En ese sentido creemos que el Ministerio debe pegarse más estrechamente al cuidado respecto a estas situaciones.

Fotos: Abril Pérez Torres

¿Cómo se hace para abordar el tema del aborto en las escuelas? 

Siempre lo trabajamos desde el marco jurídico que existe en la Argentina. Primero hablamos del acceso a la información. La información es un derecho que desde la escuela se debe garantizar. No significa que vamos a explicar en las escuelas como hacer un aborto, pero sí contar tanto lo que dice la ley argentina como lo que recomiendan diferentes organismos internacionales sobre abortos seguros e inseguros. Hablamos de las 3 causales por las cuales el aborto es legal en nuestro país desde el fallo F.A.L, del protocolo de Interrupción Voluntaria del Embarazo y de las obligaciones de los centros de salud a la hora de atender a las personas. Además, como docentes tenemos la posibilidad de trazar redes con los centros de salud que garantizan estos derechos y dárselos a conocer a nuestres alumnes.

También hablamos del cuidado del propio cuerpo, no sólo con respecto a la gestación o no, sino entendiendo que no sólo es un objeto material. Si bien no vamos a hablar de aborto desde el ciclo inicial, lo que sí creemos que tiene que estar desde el comienzo de la trayectoria educativa es el derecho a la autonomía, a decidir, a conocer, al placer, al consentimiento, todo esto abordado desde una perspectiva de género. Éste es un tema enorme porque es muy difícil saber si queremos continuar o no un embarazo sino tenemos trabajado el eje de las emociones y lo afectivo. Nuestra visión sobre la interrupción del embarazo no tiene que ver sólo con la salud pública -si bien la contempla-, sino con los derechos humanos, con la justicia social y con la posibilidad de decidir sobre el propio cuerpo.

¿Qué actualizaciones de la Ley 26.150 se le plantearon al Ministro?

Hay muchas propuestas de actualización tanto desde la Red de Docentes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito como desde diferentes colectivos. Lo que más nos importa es que la ley nacional no tiene una mención especial a la perspectiva de género. Si bien habla de la igualdad entre varones y mujeres, no está enunciada de esta manera. Creemos que hay que actualizar la ley al calor de los debates y derechos que han aparecido a posteriori del año 2006. Por otro lado, el artículo N° 5 habla de ajustar los contenidos al ideario institucional y a la realidad sociocultural de cada región. Esto ha sido utilizado como excusa para el no tratamiento de la Educación Sexual Integral o para desatender contenidos planteados en los lineamientos nacionales. También permitió que las iglesias dijeran barbaridades, como que los preservativos tienen poros y que entonces no iban a hablar sobre métodos anticonceptivos en sus escuelas. Nos parece que este artículo abre la puerta a cosas muy peligrosas.

¿Qué herramientas se esperan del nuevo Ministerio respecto a la ESI?

Las herramientas que estamos esperando desde el nuevo Ministerio de Educación son capacitaciones de calidad prolongadas y sostenidas en el tiempo que lleguen a todas las jurisdicciones y trabajen todos los temas. Nos parece que no pueden quedar afuera la identidad de género, la diversidad sexo-genérica, la relación con el sistema de salud, la posibilidad de acceder a métodos anticonceptivos, la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. Esperamos también una actualización y reimpresión de los materiales que puedan reflejar la diversidad corporal. Queremos que el Ministerio asuma el compromiso de que la ESI sea una materia en todos los profesorados, como lo plantea la Ley 26.150 y la Resolución 340 del Consejo Federal de Educación del año 2018.

Fotos: Abril Pérez Torres

¿Hubo una buena recepción por parte del Ministro?

Nos pareció en la reunión que hay mucho compromiso y esperamos que sea la primera de varias. El Ministro se hizo de un gabinete con mucho potencial y profesionalidad en este tema. Nosotras vamos a seguir trabajando en este sentido y ofreciendo capacitaciones como las veníamos desarrollando. Esperamos contar con apoyo gubernamental para poder realizarlo. Además nos parece indispensable que desde el Ministerio exista un monitoreo del cumplimiento de la ley que abarque todo el territorio y que muestre en qué estado se encuentra la aplicación de los contenidos. Los monitoreos que existen en este momento son parciales y no llegan a reflejar datos cualitativos.

¿Cuál es el trabajo transversal que se plantea con el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad?

Como Red de Docentes por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito hemos tenido una primera reunión con la Ministra, donde también estuvo la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la Red de Cátedras por el Derecho al Aborto y la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir. Se plantearon algunas expectativas y se presentaron algunos proyectos, hemos empezado a pensar una agenda de trabajo conjunta pero aún es todo muy incipiente.