1ª Marcha del Orgullo en San Martín

El glitter y el orgullo coparon San Martín

Gays, lesbianas, bisexuales, travestis, trans, marikas, tortas y putos marcharon orgulloses en San Martín celebrando por primera vez en el municipio el derecho a existir y vivir libremente.

La lluvia del viernes amagó con nublar el fin de semana, pero al día siguiente salió el sol en San Martín y las marikas, los putos, las tortas, las travas, drags, lesbianas, gays, trans y bisexuales coparon la Plaza Kennedy en el marco de la primera Marcha del Orgullo realizada en el municipio que dirige Gabriel Katopodis. La movilización fue organizada por agrupaciones políticas, sociales y culturales junto a asociaciones civiles y colectivos de la provincia que reclaman una mayor visibilidad, una respuesta urgente a sus demandas y el cese de la violencia contra sus cuerpos e identidades disidentes.

Foto: Catalina Distefano

La jornada empezó a las 10 de la mañana con actividades en la Plaza San Martín: performance, feria de emprendedores y emprendedoras, obras de teatro, música y lectura de poemas, entre otras actividades. Por allí pasaron decenas de personas, militantes, activistas y dirigentes de las organizaciones, e incluso se acercó el intendente Katopodis. «Queremos una sociedad más diversa, más abierta, más democrática, más plural y queremos también una Argentina donde todos tengamos derechos», dijo.

17, 18, 19 y 20 de febrero 2020 es la fecha fijada para el comienzo del juicio de Eva Analía «Higui» De Jesús en el Tribunal Nº 7 de San Martín. Foto: Catalina Distefano

Estuvo presente también Higui, quien continúa dando la pelea por su absolución junto a diferentes colectivos y organizaciones que apoyan la causa. También estuvo allí la mamá de Luana, la primera niña de 6 años en cambiar su identidad de género en el DNI, quien marchó en la columna de la Asociación Infancias Libres, que reúne a padres y madres que militan por una infancia distinta, con mayores libertades y mayores derechos para les niñes.

Leonardo Grosso. Foto: Catalina Distefano

«Esto nos da la idea de los avances que vamos teniendo como comunidad, estamos orgulloses de poder organizar la marcha del orgullo en el conurbano y de construir una comunidad y ciudad inclusiva», dijo el diputado nacional Leo Grosso, en diálogo con El Grito del Sur. También hablamos con Carolina Pedelacq, concejala electa por el Frente de Todos en San Martín, lesbiana, docente y militante del Movimiento Evita, quien opinó que «estar haciendo la primera marcha del orgullo en San Martín es un hecho fundamentalmente político de visibilidad, de poder expresar la necesidad que tenemos de andar libres por las calles». Y sumó: «Lo único que hicieron estos cuatro años de macrismo fue hacernos retroceder en muchos derechos que habíamos adquirido».

Carolina Pedelacq. Foto: Catalina Distefano

Pedelacq hizo un balance negativo de la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal en materia de derechos y diversidad sexual y se esperanza con una nueva oleada progresista que vuelva a proveer de derechos al colectivo LGBT. «Para cualquier compañero o compañera expresar su identidad libremente en un contexto de ajuste económico y de retroceso de derechos es el doble de difícil que para cualquier cis-heterosexual», denunció.

Foto: Catalina Distefano

La caravana orgullosa partió desde Plaza San Martín con una enorme camiona musical al frente de la columna, que iba guiando a puro ritmo la movilización. Más de mil personas bailaron, gritaron y cantaron durante 15 cuadras, pasando por la Comisaría de San Martín, el Departamento Judicial del municipio y finalizando en la Plaza Kennedy, donde se dio lectura al comunicado oficial de la marcha. «En San Martín existimos, resistimos y deseamos», gritaron en medio del discurso y finalizaron proclamando: «Al closet, al calabozo y al biologicismo no volvemos nunca más».

Foto: Catalina Distefano

Para finalizar la jornada explotó la cumbia, el reggaeton y el trap en la previa de la presentación de Rebelión en la Zanja. Una tarde a puro sudor orgulloso, unas cervezas bien heladas y glitter en el aire.