Ojo Paritario

Paridad de género: ¿Ilusión o realidad?

El colectivo multipartidario Ojo Paritario se dedicó a relevar el cumplimiento de la ley de paridad de género a nivel nacional y provincial. Avances, contradicciones y metas a futuro de los feminismos en la política.

Ojo Paritario es un colectivo multipartidario que nació a principios de 2019 con el objetivo de observar, monitorear y controlar el cumplimiento de la ley nacional 27.412 de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política en Argentina.

Formado por más de 20 colectivos como ONU Mujeres, CELS, LATFEM y ELA, entre otros, el pasado 26 de noviembre Ojo Paritario lanzó su plataforma web y presentó su informe anual con el relevamiento sobre el cumplimiento de la paridad de género este año en las elecciones nacionales y provinciales.

En 1991 Argentina adoptó la primera ley de cupo legislativa en el mundo (Ley 24.012), que estableció un piso mínimo de 30% de mujeres en las listas partidarias para los cargos legislativos nacionales. Sin embargo, recién en 2019 se implementó la Ley de Paridad de Género a nivel nacional (Ley 27.412) que dictaminó que las listas legislativas deberían contener un 50% de candidatas mujeres de forma intercalada. De esta manera, Argentina se sumó a los seis países de Latinoamérica que incorporaron un 50 por ciento de mujeres en las candidaturas legislativas y en otras instituciones del Estado: Ecuador, Costa Rica, Bolivia, Nicaragua, Honduras, Panamá y México.

Desde Ojo Paritario saben que es necesario seguir de cerca la implementación de las leyes que tienen que ver con género, ya que la estructura machista sigue buscando recovecos para introducirse, intentando conservar las estructuras establecidas. Por eso, en conjunto se dedicaron a relevar las elecciones con el fin de analizar el cumplimiento de las correspondientes leyes de paridad de género por todas las fuerzas partidarias.

Esto resulta significativo teniendo en cuenta que, además de la norma a nivel nacional, entre 2018 y 2019 se implementaron leyes de paridad en Chubut, Neuquén, Catamarca, Santa Cruz, Mendoza, Misiones, Formosa, CABA y Chaco que se sumaron a las pioneras Santiago del Estero, Córdoba, y Río Negro (2001-2002) y a las provincias que adoptaron la paridad durante 2016 (Buenos Aires, Salta y Chubut).

Del relevamiento realizado por Ojo Paritario se desprende que:

  • De un 5% de senadoras y diputadas en el periodo 1991-1993, se llegó a un 40% de senadoras y un 38% de diputadas entre 2017 y 2019 teniendo su punto máximo de participación femenina entre 2003 y 2005 en el Senado y 2007 y 2009 en Diputados.
  • En 13 provincias argentinas hay leyes de paridad, en 8 de éstas se conserva el cupo del 30%  y tan sólo en una cuota de 1/4.
  • De las listas de las PASO, hubo un 20% encabezadas por mujeres a nivel nacional, un 18% en la Cámara de Diputados y un 24% en Senadores.
  • Respecto a la paridad por partido, el más cercano fue el NUEVO MÁS con un 44,6% de mujeres y le siguió el FIT con un 31,8%. Juntos por el Cambio ocupó el último lugar con un 8,51% de mujeres en las listas de las elecciones primarias.
  • Respecto a las provincias, en Entre Ríos hubo un avance de 11,7% a 24% entre el periodo 2015-2019 y 2019-2023 y en Misiones pasó de un 30% a un 45% en la legislatura provincial.
  • En la Legislatura porteña se llegó a un 45% de mujeres contra el 36,6% del período anterior.
  • Respecto a las Cámaras nacionales, Diputados quedó con 41,24% de mujeres y Senadores con 40,27%.

“La paridad en el Congreso Nacional es, sin duda, un cambio significativo, pero todavía se observa que la mayoría de las candidaturas femeninas son producto de negociaciones entre varones, donde las mujeres continúan siendo normalmente excluidas, aún en los partidos y alianzas más proclives a la participación femenina”, explican desde el colectivo,  sabiendo la dificultad que supone la conquista de derechos para las mujeres en la política.

Sin embargo, el trabajo de Ojo Partidario no se basa sólo en chequear la norma ya impuesta, sino también en idear y proponer normativas con perspectiva de género para un futuro gobierno, en los diferentes ámbitos. En lo sindical apuntan a avanzar con la paridad en los órganos de conducción mientras se lucha para que se reconozca la necesidad de implementarla entre los delegados y en las comisiones de discusión de las Convenciones Colectivas.

Respecto al Ejecutivo, se proponen insistir con medidas de acción afirmativa y paridad teniendo en cuenta la necesidad de crear secretarías de la mujer provinciales que accionen de forma transversal en las políticas. “Si se crea el Ministerio de la Mujer, Ojo Paritario tendrá una tarea importante: articular con éste y trabajar para que no corra el riesgo de ser una mera institución formal”, dicen desde la organización.

También, en cuanto a la sociedad civil, abogan por la necesidad de tener en cuenta un paquete de medidas genéricamente denominadas “políticas de cuidado” que contemplen la ampliación de licencias por maternidad y paternidad, la creación de más jardines desde la primera infancia y la implementación de la doble jornada escolar, entre otras estrategias pensadas para balancear la división del trabajo no remunerado.