Larreta contra la clase media

El garrotazo que prepara Larreta: Parquímetros a 32 pesos la hora

Desesperado por recursos, y mientras proyecta poblar el 45 por ciento de las calles de la Ciudad con parquímetros, el jefe de Gobierno busca aumentar el estacionamiento medido en más de un 100 por ciento.

El Gobierno de la Ciudad prepara un impuestazo superior al 100 por ciento en los parquímetros porteños, cuyo costo pasará de 15 a 32 pesos la hora. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ya convocó a una audiencia pública para el 6 de febrero a fin de convalidar el aumento y le encargó la tarea al subsecretario de Gestión y Movilidad de la Ciudad, Esteban Galuzzi.

En la convocatoria para la audiencia pública, publicada en el Boletín Oficial a principios de enero, Galuzzi recomienda “incrementar la tarifa correspondiente al estacionamiento medido en la vía pública al valor de pesos treinta y dos con cero centavos ($32.00) la hora”.

La justificación detrás de tal aumento, según la resolución, es que se combinaron “la creciente demanda de estacionamiento” con “el atraso tarifario acumulado en los últimos años”, pero detrás están los problemas presupuestarios a partir de la quita de un porcentaje de la coparticipación federal que sufrirá la Ciudad este año por decisión del Presidente.

De acuerdo al presupuesto 2020, que entró en una especie de limbo por las negociaciones abiertas entre Rodríguez Larreta y  Alberto Fernández, la Ciudad pretende recaudar este año poco más de 318 mil millones de pesos en impuestos locales, un 24 por ciento más que el año pasado. La coparticipación federal, en tanto, se esperaba en 126 mil millones, pero será mucho menor. A la par del impuestazo en el estacionamiento, habrá otros en la Verificación Técnica, las grúas y los taxímetros.

Por ahora, el Gobierno de la Ciudad prevé invertir 611 millones en la cuestionada extensión de los parquímetros, que pasarían de los 44 mil vigentes a un total de 86.768, repartidos entre todas las comunas y ocupando un 45 por ciento de las calles de la Ciudad, aunque todavía sin fecha cierta para la conclusión de la obra.

Por eso, el aumento del valor del estacionamiento medido cobraría otra magnitud, dado que ahora si alcanzaría, a la mayoría de los vecinos de la Ciudad que hacen “dormir” a sus autos en la vereda.

“Va a ser un verdadero golpe al bolsillo de la clase media”, le dijo a El Grito del Sur una comunera que ya fue convocada a participar de la audiencia y que se manifestó preocupada por la capacidad de reacción de la oposición ante la medida. En su comuna, por ejemplo, apenas hay unos pocos parquímetros en la zona de mayores ingresos, pero con la entrada en vigencia definitiva de la Ley 5728 los habrá también por los barrios de menores ingresos.