Reclamo de trabajadores ambulantes al Gobierno porteño

Por la regularización, también en la Ciudad

La rama de Vendedores y Artistas en Espacios Públicos de la CTEP-Evita le reclama al Gobierno de la Ciudad que abra mesas de diálogo para la regularización del sector. La ministra de Desarrollo porteña, María Migliore, se había comprometido la semana pasada a trabajar junto a la Economía Popular.

El Ejecutivo porteño intenta mostrarse abierto a todos los sectores políticos y sociales, como apuesta de lanzamiento de la segunda gestión de Horacio Rodríguez Larreta, que ya construye su poder de cara a 2023. Por ahora hubo algunos gestos de apertura, también hacia la economía popular: la flamante ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore, recorrió la semana pasada la feria itinerante de la Villa 21 y posó para la foto con su par nacional, Daniel Arroyo. Migliore es del riñón de Juan Maquieyra, titular del Instituto de Vivienda de la Ciudad, elogiado por su labor en urbanización de la Rodrigo Bueno, de creciente influencia en el Gobierno porteño.

Pero las propias organizaciones de la Economía Popular, ahora, le piden que traduzca esos gestos en políticas públicas concretas. La rama de Vendedores y Artistas en Espacios Públicos de la CTEP-Movimiento Evita viene reclamando la apertura de una mesa de dialogo con el Gobierno de la Ciudad, algo que todavía no sucedió.

La lista de reclamos de vendedores ambulantes y artistas es sencilla. «Primero, lo más importante es que dejen de perseguir a los artistas callejeros, a los manteros y a los vendedores ambulantes. Hay municipios de la Provincia, por ejemplo, que ya están discutiendo con nosotros la regularización, creemos que se puede seguir ese ejemplo», describió  Pablo Dorigo, responsable del sector dentro de la UTEP.

La ministra, durante el recorrido por la 21 junto a Arroyo, había dicho que «es fundamental que la Nación y la Ciudad trabajen en conjunto para potenciar la economía popular». «Ojalá que sea un puntapié, y que podamos juntarnos con varios ministros de la Ciudad para regularizar nuestra situación, que nos dejen trabajar y no nos persigan mas, como hacen ahora», señaló Dorigo.

«Hoy tenemos un Estado nacional pensando políticas para el sector. Nos parece que la Ciudad debería tomar el ejemplo y resolver el conflicto, dado que es posible», aseguró.