Las llamas se produjeron en un terreno propiedad del IVC

Otro incendio en La Boca deja a 20 familias en la calle

Otra vez, las llamas lograron lo que el Gobierno porteño no pudo: otro incendio en La Boca dejó en la calle a 20 familias que resistían un juicio de desalojo iniciado por la administración de Horacio Rodríguez Larreta. "Es el colmo del problema habitacional del barrio", dijo Natalia Quinto de La Boca Resiste y Propone.

Otra vez las llamas, otra vez un desalojo. Un incendio afectó esta madrugada a unas veinte familias del asentamiento conocido como “La Tira de La Boca”, en Irala 46, propiedad del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) donde viven unas 25 familias bajo amenaza de desalojo y donde también funcionaba el merendero «Los Angelitos», para unos 15 pibes del barrio, coordinado por la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Del asentamiento y del merendero no quedó casi nada a salvo de las llamas, y las familias quedaron en la calle. “Perdimos todo, nos quedamos solo con lo puesto y necesitamos que nos ayuden con lo que puedan”, describió esta mañana en diálogo con Radio Gráfica Fabiana, que vive hace 20 años en el lugar y sostiene el merendero a diario.

Fabiana relató que fue uno de sus hijos, Brian, el que inició el incendio cerca de la una de la mañana, tras una discusión. Brian arrastraba problemas de adicción y en una discusión con la madre, prendió fuego un colchón y lo arrojó a una habitación lindera. Está detenido desde anoche.

“El incendio le vino como anillo al dedo al Gobierno, que nos quiere desalojar”, siguió Fabiana. Las familias, con la ayuda de La Boca Resiste y Propone y el Ministerio Público de la Defensa, vienen enfrentando un juicio de desalojo iniciado por el propio Gobierno de la Ciudad, que pretende construir en el terreno un estacionamiento para uno de sus emprendimientos inmobiliarios en la zona. Los terrenos son propiedad del IVC.

“Es el colmo del problema habitacional de La Boca y de la Ciudad”, le dijo a El Grito del Sur Natalia Quinto, de La Boca Resiste y Propone. “En lugar de aportar una solución definitiva para los vecinos y resolver de una vez sus intereses en estos terrenos, el Gobierno de la Ciudad optó todo este tiempo por intentar el desalojo y dejar a las familias en la calle, pero no pudo y no quiso llegar a una solución”, aseguró.

Ante la gran cantidad de desalojos que se producen en el barrio, unos dos o tres por semana según el Ministerio Público de la Defensa, organizaciones sociales presentaron en diciembre pasado un amparo colectivo para exigir el cumplimiento de la Ley de Emergencia Urbanística y Ambiental.