Jóvenes, Netflix y la educación sexual

Segundo round: Sex Education lo hizo de nuevo

Sex Education vuelve a romper con las representaciones establecidas sobre las juventudes, y propone otra forma, mucho más real y cercana, de entender y atravesar la adolescencia. Además se suma a una serie de productos que Netflix viene desarrollando en esta misma línea: Big Mouth, Súper Drags, Las del Hockey o Sense8.

Netflix lo hizo otra vez: la popular serie estrenada hace un año en nuestro país que abordaba distintos ejes relacionados a la educación sexual y la relación de les jóvenes con ésta volvió recargada con nuevos personajes, nuevas historias y los más variados temas. Aunque un poco más edulcorada que la primera temporada, Sex Education vuelve a abrir el libro de preguntas que le surgen a jóvenes y adultes al momento de explorar y vivir su sexualidad. Además, pone de manifiesto la falta de capacitación en materia de educación sexual por parte de los y las docentes, el conservadurismo de familias y autoridades y las dificultades que muchas veces pueden presentarse al abordar dichas comunicaciones entre el mundo adulto y el adolescente.

El final de la primera emisión de la tira de Netflix terminó de condimentar una trama que sorprendió no solo por su planteo, sino también por el desarrollo y el tratamiento del mismo. El beso de Adam a Eric rompe por completo con el personaje del macho alfa construido sobre la base del típico «bravucón» de la escuela, educado bajo la más estricta heteronorma dictada por una sociedad patriarcal y reafirmada por el señor Groff, su padre y director de la secundaria Moordale, que debido al «mal comportamiento» de Adam decide enviarlo a una escuela militar. Criado bajo la sombra de su padre, Adam reniega de sus deseos y reprime durante mucho tiempo la búsqueda de su identidad y la posibilidad de estar con alguien de su mismo sexo.

Un episodio de histeria masiva desatado por el temor a contraer clamidia y la intervención de Jean Milburn, sexóloga y madre de Otis, deja al descubierto la desinformación acerca del cuidado y prevención de enfermedades, los métodos anticonceptivos existentes, las formas en que se contraen las ETS (enfermedades de transmisión sexual) y ni hablar de la incapacidad de autoridades y docentes para intervenir en dicha situación. En resumen, la escena pone sobre la mesa la falta de capacitación sobre educación sexual y la falta de actualización del programa curricular que debiera abordar estos y otros temas.

Pero Sex Education va más allá y -mediante la llega de Jean a la secundaria Moordale- se anima a abordar temas como la asexualidad, la pansexualidad, la bisexualidad y las distintas identidades de género que empiezan a descubrirse, explorarse y redefinirse entre jóvenes adolescentes de la escuela. La serie vuelve sobre la masturbación y el orgasmo femenino, la virginidad, la búsqueda del placer y la importancia del deseo y el consentimiento en toda relación, problematizando la idea de sentirse presionade a tener relaciones sexuales con una o más personas y haciendo hincapié en la elección y la conciencia plena de nuestros actos y decisiones. Entre medio de esta narrativa también hubo lugar para las religiones y la forma en que cada una reprime o dictamina las formas de relacionarse y las personas con las que pueden relacionarse.

Yendo aún un poco más allá, Sex Education recrea una típica escena de acoso en el transporte público en la que un hombre se masturba y acaba sobre Aimee. El miedo que han sembrado en las mujeres durante años y la falta de dispositivos institucionales que atienda a las víctimas de estas y otras situaciones muestran los traumas y secuelas que estos episodios pueden generar. Finalmente, una vez que Aimee -rodeada de sus compañeras- logra poner en palabras lo que le había sucedido, el pánico que le impedía volver a subir a un autobús desde entonces y el hallarse luego en los testimonios similares de todas ellas es lo que le permite poder afrontar la situación y animarse a romper con el terror, retomar sus planes de ser panadera y reconstruir su relación son Steve.

Por último trata también las adicciones: a la masturbación, al sexo y a las drogas. En función de esto mismo Sex Education habilita la posibilidad de hablar acerca de paternidades y maternidades responsables, los distintos tipos de familias y la relación xadre-hije. Otis fue criado por Jean luego de descubrir que su padre, Remi, la engañaba con otra mujer y que éste decidiera irse del país a continuar su carrera como escritor. Maeve y su hermano fueron abandonados por su madre, adicta a las drogas; la misma suerte corrieron Isaac, amigo de Maeve, y su hermano, que debieron trazar su propio camino y abrise paso como pudiesen luego de sufrir el abandono de sus xadres. Eric convive con una familia ultrareligiosa en la que su padre no acepta que sea homosexual. La madre de Aimee mantiene una relación superficial con ella y solo le importa el lujo, la belleza y la moda. El señor Groff es frío con Adam y distante con su esposa, Maureen, quien nunca se anima a desautorizarlo hasta que le pide el divorcio. El caso de Jackson rompe con la familia tradicional al presentar a dos madres, Roz y Sofía, a pesar de convivir con los mismos problemas que cualquier otra familia: una madre estricta que proyecta en su hijo los deseos que no pudo alcanzar y otra que vive en permanente conflicto con su pareja y no se anima a plantearlo.

Sex Education viene a romper con el paradigma instituido en nuestra sociedad acerca de las representaciones de las juventudes, de sus deseos, gustos, dudas y certezas, viene a proponer otra forma -mucho más real y cercana- de entender y atravesar la adolescencia. Además se suma a una serie de productos que Netflix viene desarrollando en esta misma línea: tal es el caso de Big Mouth, Súper Drags, Las del Hockey o Sense8. Ya no hay lugar para charlas vacías de Jhonson y Jhonson en las primarias ni respuestas de manual anticuadas que lejos están de las preocupaciones que tienen les jóvenes del 2020, la Ley de Educación Sexual Integral rige desde el 2006 en nuestro país y su correcta e inmediata aplicación se vuelve cada vez más necesaria.