Queda sin efecto la resolución de Larreta

Victoria de los medios vecinales

La Justicia declaró inconstitucional la resolución impulsada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que había rebajado un 19% la pauta destinada a los medios vecinales. “Al modificarse el valor de la pauta muchos medios entraron en crisis”, afirma Fernando Zuker de la Asociación de Medios Vecinales (AMV).

Bajo el argumento de recortar gastos, en el 2018, el Subsecretario de Comunicación Social de la Ciudad emitió la resolución N° 813 mediante la cual se rebajaba un 19 por ciento la pauta publicitaria destinada a los medios vecinales. “Decían que había que bajar los costos de los medios vecinales porque no había presupuesto cuando en realidad es muy poco lo que nos están pagando y menos si lo comparamos con lo que le pagan a los grandes medios”, denuncia Mario Bruno, presidente de la Asociación Metropolitana de Editores Periodísticos (AMEP).

La Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, integrada por su titular, Carlos Balbín, y las juezas Mariana Díaz y Fabiana Schafrik, declaró la nulidad de la resolución porque modificaba condiciones previamente determinadas por la Ley de Medios Vecinales de comunicación audiovisual (Ley 2.587). En el texto presentado el titular explica que la Corte Suprema sostuvo que “cuando una disposición reglamentaria desconoce o restringe irrazonablemente derechos que la ley reglamentada otorga, o de cualquier modo subvierte su espíritu y finalidad, ello contraría el principio de jerarquía normativa y configura un exceso en el ejercicio de las atribuciones que la Constitución Nacional concede al Poder Ejecutivo”.

Según la ley, la pauta debía ser calculada a partir del precio más bajo del espacio publicitario de la página 7 del diario de mayor tirada de la Ciudad y en la misma se determina que ese precio nunca puede ser inferior al mayor valor percibido, es decir, el monto percibido por los medios vecinales nunca debía disminuir. Sin embargo, la resolución del Gobierno de la Ciudad vino a echar por tierra todo eso al modificar la fórmula de cálculo y determinar que podían ser tenidos en cuenta los valores promocionales, por lo que el monto publicitario bajaba y en consecuencia también lo hacía el monto de la pauta. “El decreto tenía el firme objetivo de achicar el presupuesto y pagarle menos a los medios vecinales”, denuncia Fernando Zuker, el vocal de la Asociación de Medios Vecinales.

En el marco de la crisis económica, esta modificación de la pauta fue un golpe duro para la sostenibilidad de los medios vecinales. “Los insumos subieron atados al precio del dólar y a eso se le suma que, por la situación económica, los comerciantes no tienen dinero para apoyar a los medios vecinales. Fue un atentado contra los medios vecinales”, sentencia Bruno.

Sostienen que a las medidas en detrimento de los medios vecinales se suman las restricciones crecientes a la hora de acceder al Registro de Medios, condición para acceder a la pauta oficial. “En los últimos años el GCBA ha tenido una política muy restrictiva con respecto a los ingresos al registro, en cambio, de ampliarse las posibilidades de acceso como debería suceder, se cercenan”, sostiene Zuker.