Lo acusan de "incumplimiento de los deberes de funcionario público"

Denuncian a Macri por la venta de tierras en la Ciudad

El ex presidente firmó once decretos para transferirle tierras públicas a la Ciudad y ponerlas a disposición del negocio inmobiliario. Sobre el final de su mandato, se firmaron otros dos polémicos convenios para privatizar los playones ferroviarios porteños. "Es un plan sistemático y premeditado de negocios inmobiliarios", dijeron los denunciantes.

Entre los primeros meses de 2016 y los últimos días de su mandato, Mauricio Macri autorizó la venta de más de 150 terrenos e inmuebles públicos, de los cuales más de la mitad -unos 80 en total- están ubicados en la Ciudad de Buenos Aires. Los principales beneficiarios resultaron ser grandes desarrolladores inmobiliarios, como el caso de Eduardo Constantini, el dueño de Nordelta que compró más de 3 mil metros cuadrados en Puerto Madero, o la familia Werthein, que se hizo con los ex terrenos del Tiro Federal. Según un grupo de seis organizaciones que viene investigando cada caso, las privatizaciones se realizaron “en forma ilegal e inconstitucional”, por lo que denunciaron penalmente tanto al ex presidente como al ex titular de la Agencia de Bienes del Estado (AABE), Ramón Lanús, por los supuestos delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y administración fraudulenta.

La denuncia fue presentada por el Observatorio del Derecho a la Ciudad, el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP), la Unidad Popular-CABA, el Movimiento Popular la Dignidad-MPLD, la seccional capital de la CTA Autónoma y el Frente Territorial Salvador Herrera. Y fue radicada en el Juzgado Criminal y Correccional Federal N°11, hasta hoy a cargo del fallecido Claudio Bonadío, por lo que se deberá esperar para determinar si recae en manos de Sebastián Casanello u otro juez subrogante.

“Venimos denunciando hace muchos años la existencia de un plan sistemático y premeditado de negocios inmobiliarios con las tierras y los inmuebles públicos de la Ciudad, que además de favorecer a unos pocos empresarios complicaron aún más la crisis habitacional y ambiental de la Ciudad”, señaló a El Grito del Sur el abogado del Observatorio y autor de la denuncia, Jonathan Baldiviezo.

Ya en 2016, Baldiviezo y un grupo de organizaciones presentaron una denuncia contra los dos primeros decretos firmados por el entonces presidente para enajenar tierras fiscales, bajo el argumento de que como comprometían patrimonio público deberían haber contado con la aprobación del Congreso, pero la causa no se movió. En el escrito presentado hoy sumaron la judicialización de los nueve decretos posteriores (el último, firmado en julio del año pasado) y dos convenios firmados entre Nación y Ciudad el 11 y 13 de noviembre de 2019, con Macri ya derrotado en las elecciones generales y a un mes exacto de finalizar su mandato.

A través de esos dos convenios, la Ciudad recibió de Nación 18 inmuebles ubicados en los playones ferroviarios de Caballito, Palermo, Colegiales, Villa Urquiza, y en Catalinas Sur 2, cuyo remate fue aprobado durante la última sesión de la Legislatura porteña del año pasado, entre gallos y medianoches y gracias a la mayoría automática que gozaba Juntos por el Cambio. Según los denunciantes, estas trasferencias “se hicieron en violación al art. 15 bis de la Ley N° 25.917, que establece que en los últimos dos trimestres del año de fin de mandato está prohibida cualquier disposición legal o administrativa excepcional que implique la donación o venta de activos fijos”.

Para Baldiviezo, esa movida desesperada de fin de mandato expuso la sociedad de negocios que viene denunciando. “Se manejaron sabiendo que ya no iban a permanecer en el Gobierno, entonces se ocuparon de dejar lista la estructura jurídica necesaria: las autorizaciones para la venta están listas, Macri cumplió su objetivo”, sentenció. El abogado presentará mañana un amparo para proteger los terrenos ferroviarios de una posible venta y comenzará a armar un espacio de activistas para poder recuperarlas.

La denuncia también apunta que se violó la ley de clubes, específicamente con el Darling Tennis Club, ubicado en la Avenida Brasil al 16/20, sobre dos parcelas de propiedad fiscal que fueron transferidas a la Ciudad cuando deberían haber quedado en su poder.

Según informó este medio en diciembre pasado en base a un informe del Observatorio, entre 2016 y 2019 se privatizaron 267 hectáreas de la Ciudad, de las cuales 20,8 fueron a través de los convenios de traspaso de tierras de Nación a Ciudad.