Iniciativa de la Campaña por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito

Presentan proyecto para que la Ciudad adhiera al Protocolo de Aborto no punible

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito presentó este mediodía el proyecto de adhesión al Protocolo Nacional de Interrupción Legal del Embarazo. La iniciativa, que cuenta con el apoyo del PRO, la UCR, el Frente de Todos y la izquierda busca que la Ciudad de Buenos Aires garantice el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Este mediodía, en el salón Juan Domingo Perón de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito presentó el proyecto de adhesión para que el Gobierno de la Ciudad adopte el Protocolo Nacional de Atención Integral para las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo.

La iniciativa contó con el apoyo de todos los bloques de la legislatura porteña: desde las vertientes oficialistas del PRO, la UCR y el GEN, pasando por el Frente de Todos, el Frente de Izquierda y Autonomía y Libertad. La presentación fue precedida por un pañuelazo organizado por las trabajadoras de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) frente a las puertas de un recinto decorado con telas verdes en todo su interior.

Por La Campaña la primera en tomar la palabra fue Nelly Minyersky, una de las fundadoras, que dejó en claro que el derecho al aborto es una cuestión de salud pública y es necesario actualizar la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Remarcó que el protocolo no legisla sino que da instrumentos sobre cómo accionar a los profesionales de la salud. «Ojalá esta Legislatura sancione el protocolo y las personas con capacidad de gestar estemos amparadas según el artículo 86 que estipula las causales legales existentes desde 1921», dijo.

Desde la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir explicaron que en la Ciudad de Buenos Aires ya existen 53 efectores de salud donde las mujeres acceden a prácticas de aborto seguro acompañado por profesionales para evitar intervenciones inseguras que tienen que ver con una desigual dad económica y de clase. Además aseguraron que el protocolo del 2019 actualiza el del 2015 y plantea el aborto farmacológico con misoprostol como la manera menos invasiva y más segura para interrumpir un embarazo.

De les legisladores que tomaron la palabra, Ofelia Fernández habló por el bloque del Frente de Todes: «Este es un derecho ya conquistado y no vamos a volver cien años atrás, pero además vamos para adelante. Por eso estoy convencida de que en estos lugares pronto vamos a discutir un proyecto para hacer que sea legal la interrupción del embarazo porque este es el año que va a ser ley», concluyó.

Lucía Cámpora, del mismo frente, agregó: «Todavía no empezaron las sesiones de la Legislatura y ya nos unimos todos los bloques. Es hora de que en la Ciudad de Buenos Aires, y con este proyecto con más de 40 firmas, apruebe este proyecto cuando empiecen las sesiones. Perdón si estamos apuradas pero hace 100 años que es legal en este país y las mujeres siguen muriendo», aseguró antes de reconocer el trabajo de La Campaña y las asesoras que trabajaron en el proyecto. «Estar acá es una alegría pero esta alegría es la contracara de la bronca que nos da que las mujeres y personas gestantes que lo desean no puedan acceder al derecho de interrumpir su embarazo».

El proyecto está en las calles

Por el Partido Obrero fue Gabriel Solano el orador encargado: «Tenemos que ir por la fabricación de misoprostol en la Ciudad de Buenos aires, esta ciudad tiene que estar a la cabeza para terminar con el oscurantismo clerical», explicó y reafirmó su posición en favor de la separación de la Iglesia y el Estado.

También estuvieron presentes en la conferencia muches de les que firmaron el proyecto entre elles Victoria Montenegro, Leandro Santoro, Maru Bieli, Javier Andrade, Sergio Abrevaya, Marta Martínez, Roy Cortina y Claudia Neira entre otres.

El aborto en la Ciudad de Buenos Aires

Según informó el Programa de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires informó al diario Perfil en los primeros seis meses del 2019 se realizaron 3.577 abortos legales en la Capital, es decir un 47% más con respecto a 2018. Basados en este estudio el aumento sería del 3800% desde el 2014.

Además, informe de Salud Sexual y Reproductiva en la Ciudad de Buenos Aires reflejó que el 86% de los abortos realizados en 2018 fueron en CesaC y solamente el 14% en hospitales. Siendo tanto en el Penna y como en el Pirovano donde se realizaron 24%.  Además si bien el rango etario en el que más se accedió a la ILE en 2018 fue entre 20 y 24 años el 16% de quienes realizaron la intervención fueron adolescentes de entre 10 y 19 años. Del total de estas niñas 59 tenia entre 10 y 14 años y 729 entre 15 y 19. Razones por las cual resulta fundamental la rápida adhesión al protocolo nacional en la metrópolis porteña.