Profesionales en cuarentena

Las enfermeras reclaman derechos laborales

Les profesionales de la salud siguen sosteniendo el sistema médico. Sin embargo, muches deben enfrentarse a la precarización laboral e incluso deben pagar el transporte público. Frente a este panorama, las enfermeras reclaman una respuesta estatal.

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria, miles de argentinos y argentinas se pusieron como cita las nueve de la noche para salir a sus balcones a aplaudir como reconocimiento a les profesionales de la salud. En este contexto, muches siguen trabajando con posibilidades de contagiarse y sin las condiciones necesarias.

Lola Cufré es enfermera independiente. Ella, como muchas de sus compañeras, no pudo parar en ningún momento, sino que encima le tocó cubrir a aquellas que se quedaron en sus casas cuidando a sus hijes (en femenino, ya que sabemos que las tareas de cuidado no remuneradas suelen recaer en las mujeres y feminidades) .

Lola se queja de la escasa protección que están recibiendo por parte del Estado. Aunque hace varios meses junto con otras compañeras están intentando crear el Sindicato Cuidadoras Domiciliarias, que engloba unas 5 mil trabajadoras de la salud independientes entre la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano y el resto de las provincias, siguen estando precarizadas  ya que en sus contratos muchas aparecen como administrativas, quedando excluidas de la Ley de Profesionales de la Salud. Por eso formaron la Red de Autocuidados Feminista y una coordinadora de cuidadoras que gestiona la internación domiciliaria de pacientes y los acompañamientos  .“Hoy, a 20 cuadras del hospital, nos bajaron a cuatro compañeras del colectivo a los gritos porque no teníamos la SUBE cargada, incluso teniendo el ambo. Nosotras que seguimos trabajando para todes, tenemos que tener gratuidad en el transporte público y eso no está pasando. No le estamos cambiando la economía a la empresa de transporte, si igual en cada colectivo viajan cinco o seis personas y pasan cada una hora, pero como no tenemos a nadie que nos defienda se abusan”, denuncia.

Tanto los médicos/as como el personal de limpieza, seguridad y enfermeres siguen manteniendo activo el sistema de salud que no sólo atiende casos de coronavirus, quedando expuestos al contagio, sino problemas clínicos en general.  “Nosotras somos las que seguimos manteniendo esto, no dejamos de laburar ni un minuto. Desde que empezó la cuarentena estoy laburando 14 horas todos los días y cuando llego a casa voy en un auto a repartir leche, comida y medicamentos a las compañeras porque el Estado no llega a les invisibles”.

“Nosotras ganamos dos pesos, pero en este país el héroe es el que juega al fútbol, ellos que tienen sueldos millonarios y nosotras estamos pasando hambre y nos bajan en los colectivos. Que nos aplaudan a las nueve de la noche es hipócrita”, sostuvo Lola.

En Italia ya son 2 las enfermeras que se suicidaron al saber que estaban infectadas de coronavirus y 29 los médicos y médicas que perdieron la vida. En nuestro país, el Gobierno lanzó una convocatoria para cubrir cargos de enfermería durante la pandemia, que tuvo más de 12 mil postulaciones en el primer día y el 83% fueron mujeres.

Lola cuenta que “las compañeras no pueden trabajar, no pueden salir de su casa y encima nos bajan los aportes. Quienes pueden asumir la cuarentena se quedan en su casa y cobran, les que trabajan en negro hacen lo que pueden y la mayoría somos mujeres. Cuando nos defendemos a los hombres no les gusta porque esperan que sigamos siendo las sumisas”.

«Necesitamos respuestas desde lo estatal, que nos den gratuidad en los pasajes. Si está todo cerrado, ¿dónde vamos a cargar la SUBE? Nosotras no salimos a pasear, sabemos que estamos en cuarentena. Somos las que ponemos el cuerpo y encima tenemos que bancarnos todas las violencias», concluye.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

La línea de frente | ¿Cómo es el operativo sanitario en Ezeiza?