Objetivo inmediato: frenar las agresiones machistas en tiempos de pandemia

Articulaciones estatales contra la violencia de género

El lunes 27 se realizó la primera reunión virtual de la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Allí se empezaron a delinear políticas conjuntas para abordar la violencia de género durante la cuarentena.  

Según fuentes oficiales, el promedio diario de consultas a la Línea 144 aumentó un 39% luego de que se decretó la cuarentena obligatoria el pasado 19 de marzo. En la primera fase del aislamiento que se extendió hasta el 31 de marzo, un cuarto de las consultas habían ingresado por medio de la aplicación de Whatsapp creada para reforzar la contención frente al avance de la violencia sexista. La mayoría de los casos fueron por violencia doméstica y todos incluyeron violencia psicológica. Estos datos se dieron a conocer en la primera reunión virtual de la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados con el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad encabezado por Elizabeth Gómez Alcorta.

La reunión tuvo lugar el lunes 27 a través de la modalidad de videoconferencia y allí las diputadas y diputados discutieron con Gómez Alcorta acerca de las medidas tomadas por el Ministerio durante la cuarentena. La línea 144, la asistencia económica y alimentaria, la articulación con los poderes judiciales provinciales y políticas específicas para la población LGBTI, fueron algunas de las temáticas abordadas.

Mónica Macha

“En este contexto venimos trabajando en conjunto con políticas para los colectivos más vulnerables. Desde que comenzó el aislamiento esperábamos que esto pasara porque el lugar más inseguro para las mujeres que sufren violencia de género es su casa y la cuarentena significa tener una convivencia permanente con el agresor. Por eso estamos difundiendo las políticas tomadas por el Ministerio para hacerlas llegar a las provincias. En ese sentido, la Comisión es un punto interesante para pensar en tomar una postura federal porque, al trabajar con diputados y diputadas de distintas provincias, es un vehículo muy rápido para difundir una medida o trasladar las problemáticas de los territorios al Estado. Todos los proyectos que salgan de nuestro bloque van a estar consensuados con las compañeras del Ministerio”, afirmó Mónica Macha, quien encabeza la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados.

En nuestro país las mujeres se encargan de levantar las ollas populares, de formar redes de contención y se hacen cargo de los pibes y pibas de los sectores marginados. Hoy también demuestran que los trabajos de cuidados dentro y fuera de las casas son los que sostienen la vida cotidiana y muchas veces evitan los contagios. Macha agregó al respecto: “Necesitamos un Estado fuerte con un menú de diferentes políticas públicas interministeriales que puedan llegar a los barrios populares. Necesitamos que tenga una mirada sobre las mujeres de los barrios populares y además fuertes lazos con las organizaciones. Las compañeras de las organizaciones son las que acompañan a las mujeres, las que conocen sus recorridos, las que saben si realizaron la denuncia o si no quieren hacer denuncia pero quieren salir de esa situación».

Otro de los sectores afectados a lo largo de la cuarentena ha sido el colectivo travesti trans, que estuvo expuesto a los desalojos de los hoteles en que muchas residen. Allí se combinan el abuso de poder de los propietarios, la falta de garantías y la informalidad laboral en la que se encuentra el 98% del colectivo. A principios de marzo de este año, Mónica Macha -en conjunto con el Frente Diana Sacayán- presentó por tercera vez el proyecto de Ley Diana Sacayán con el objetivo de lograr la Inclusión Laboral Formal para Personas Trans y Travestis, que plantea que el 1% de los puestos del Estado debe estar destinados al colectivo. La diputada kirchnerista aseguró que éste “es uno de los colectivos más vulnerados a lo largo de sus trayectos de vida y no sólo por el Estado sino por sus propias familias, que a veces las apartan o expulsan. Es muy difícil cambiar esto, ya que a las limitaciones económicas se le suma la discriminación. Lo bueno es que hoy existe la Subsecretaría de Políticas de Diversidad a cargo de Alba Rueda».

Elizabeth Gómez Alcorta

La masculinidades sobre la mesa 

En su nota “¿Qué hacer con los varones que agreden?”, Ignacio Rodríguez y Lucho Fabbri explican: “Estamos tratando de identificar experiencias, ver cómo acompañarlas, cómo lograr apoyo estatal y cómo construir un recursero con estrategias de referencia. No porque nos enternezcan los agresores y querramos ayudarlos a mitigar su ¨enojo¨, sino porque encerrados son una bomba de tiempo. Y hay que inventar formas de interpelarlos a reconocer la potencial amenaza que supone que no busquen ayuda”.

Respecto a las masculinidades, Macha opinó: “El tema de masculinidades es un tema central, que se va a empezar a trabajar tanto en el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad Nacional como en el de la provincia de Buenos Aires. Me parece que lo importante es que como varones puedan empezar a discutir esto y se formen con herramientas teóricas para plantearse estos temas con sus pares. Hay que empezar a deconstruir estos estereotipos sociales sobre los cuerpos de las mujeres como objetos y sobre la violencia que ejercen hacia las mujeres, lesbianas, travestis y trans. Ahí hay una posibilidad fundamental de poder desentrañar el patriarcado».