Anticonceptivos para no abortar

Los forros del Ministerio de Salud

En el ránking de los recortes presupuestarios, la Salud no quedó exenta. La baja del presupuesto pone fin a la entrega gratuita de preservativos en todo el país.

En el ránking de los recortes presupuestarios, la Salud no quedó exenta. La baja del presupuesto pone fin a la entrega gratuita de preservativos en todo el país.

 

Debido al ajuste que sufre el área de la Salud desde la asunción de Mauricio Macri en la presidencia y Jorge Lemus en la cartera de Salud Nacional, variados especialistas y organismos de prevención de enfermedades alertan sobre el recorte de suministro de los medicamentos para quienes padecen de SIDA, por mencionar solo una de las medidas que se han tomado. Esto se ha constituido como el foco central de las críticas a las medidas tomadas por el Gobierno Nacional sobre el área. No hay dudas de que Cambiemos goza estar en boca de todos. La crudeza y la impunidad de sus medidas ya no tienen límite y captan la sorpresa de todas y todos los argentinos.

Como si esto fuera poco, en las últimas horas se dio a conocer una medida que pretende sacar de circulación la entrega gratuita de condones en los hospitales y centros comunales de todo el territorio nacional. La aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral brilla por su ausencia, así como el presupuesto para su correcta implementación, y para seguir condimentando el festín de políticas regresivas, ahora sacan los preservativos. En una primera impresión resulta, como mínimo, extraño que medidas de este tinte provengan del mismo gobierno que acusa a las adolescentes de embarazarse para cobrar un plan social. Ni hablar del peligro al que se expone tanto al hombre como a la mujer por la posibilidad de contraer enfermedades.

Crece el Estado de Malestar. Todos los gastos estatales antes puestos en distintas políticas de estado como subsidios, planes y promociones sociales fueron transferidos al bolsillo de cada argentino y argentina. Dijeron que el Estado alimentaba choriplaneros. Te hicieron creer que pagabas muy poco. Dijeron que el Plan Argentina Sonríe lo usaban pocos usuarios. Te prometieron que ibas a vivir mejor pero, ojo, ahora parece que fuiste un boludo por pensar que podías irte de vacaciones, comprarte un celular, un auto, una casa, creíste que podías vivir bien. ¿Qué resta por decir?

En la Era Cambiemos pasamos de la utilización de los recursos en favor de un bien común, a la comercialización de los recursos en pos de un sector y en detrimento de otro. Te vas a dormir con la incertidumbre de que lo que tenías ayer podés perderlo mañana. Pero no hay que confundirse, esto no es una pelea caprichosa entre el amarillo y el celeste y blanco. Se trata de una disputa por un piso de derechos adquiridos que se ponen en juego constantemente y que sólo podrán defenderse en un camino de unidad que se proponga recuperar el bienestar social.