Por la soberanía alimentaria y la comunicación popular

A un año de gestión macrista y a 15 años del Argentinazo, FM Riachuelo, la organización social y política Los Pibes y la mesa gremial 19 y 20 de la CTEP convocaron a un mate debate sobre comunicación y economía popular. La invitación a comunicadores, militantes y oyentes estuvo acompañada por una muestra fotográfica y audiovisual donde se apreció el rol de los organizadores frente a las distintas demandas populares de este año. El evento contó también con la participación de referentes del MP La Dignidad, La Poderosa y SIPREBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires).

A un año de gestión macrista y a 15 años del Argentinazo, FM Riachuelo, la organización social y política Los Pibes y la mesa gremial 19 y 20 de la CTEP convocaron a un mate debate sobre comunicación y economía popular. La invitación a comunicadores, militantes y oyentes estuvo acompañada por una muestra fotográfica y audiovisual donde se apreció el rol de los organizadores frente a las distintas demandas populares de este año. El evento contó también con la participación de referentes del MP La Dignidad, La Poderosa y SIPREBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires).

 

 

Manuel Ferrer, militante de Los Pibes y encargado de algunas tareas de coordinación, nos contó sobre las nuevas dinámicas de la organización: «Con la lógica de articular necesidades y disputa política para cambiar la situación de injusticia existente, fuimos construyendo herramientas de pelea alrededor de ejes reivindicativos de nuestro pueblo. (…) El Paseo de la Economía Popular para luchar por la soberanía alimentaria y la FM Riachuelo para dar la batalla cultural. Éstas son dos herramientas que se inscriben en la pelea por la economía popular».

Balances y objetivos se debatieron desde la trinchera de la comunicación entendida como un medio construido por y para el pueblo. Así, trabajadores y trabajadoras de la comunicación alternativa delinearon estrategias para romper el aislamiento y la invisibilización que proponen los medios hegemónicos. Tal es el reciente caso de César Méndez, asesinado por narcos que buscan apropiarse de nuestros barrios con la complicidad del Estado, o las demandas salariales de periodistas de medios masivos como Clarín, La Nación y Página 12.

Nadia Martínez, de FM Riachuelo, precisó sobre la comunicación popular: «Va más allá del medio específico (…) es el lugar desde donde se acompaña y se es parte de las luchas de nuestro pueblo. No solamente para visibilizar esta lucha, sino también para darle andamiaje y un recorrido que genere nuevos paradigmas de relación».

La comunicación popular la hacen los pueblos que luchan, generando unidad y nuevas maneras de ver la realidad. Torcer la lucha del sentido es un propósito que, además de la tarea comunicacional, exige un debate constante sobre la posición relativa frente al enemigo que avanza a paso firme. Generar replicas contundentes de cara a las injusticias que vivimos cada día, con organización y unidad, resulta una tarea urgente.