Mundo Villa, un medio que informa, educa y transforma

En el marco del programa Red Nacional de Puntos de Cultura, realizamos una primera entrega dedicada a las organizaciones de la zona sur de la ciudad de Buenos Aires que obtuvieron un reconocimiento para proyectar sus desarrollos comunicacionales y artísticos. Hoy: Mundo Villa. 

 

 

 

 

Mucho Villa nace hace más de 8 años, por una necesidad comunicacional que tenían las villas. En esa época lo que predominaba era la discriminación y el miedo al otro, el miedo a nosotros. Por eso a través del tiempo fuimos conformando un multimedios de las villas: hoy contamos con el periódico Mundo Villa que sale cada dos meses, el portal de noticias www.mundovilla.com, la radio FM 106.5 Mundo Sur o por www.mundosurfm.com que tiene su antena en Villa 21 en la Iglesia Caacupé. Además tenemos un canal de circuito cerrado en la Villa 31 de Retiro -Mundo Villa TV-, que se caracteriza por incluir contenidos de los mas diversos.

Por eso decimos que Mundo Villa es un medio que informa, educa y transforma. Trabajamos con los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Somos periodistas, vecinos de las villas, jóvenes con vocación social, productores, fotógrafos, editores y decenas de voluntarios los que conformamos este emprendimiento de comunicación y transformación social. Además contamos con talleres de periodismo, que son el pulmón de Mundo Villa. Esos alumnos son los futuros corresponsales de su barrio, que escriben y cuentan de manera exclusiva a través de nuestro multimedio. Hay muchos voluntarios que son otra parte muy importante para Mundo Villa, que son los estudiantes secundarios, universitarios y todos los que participan sin otra intención que la de ayudar. Todos ellos colaboran con su tiempo y dedicación para que este multimedio se edite con la profesionalidad que se refl­eja en cada número.

Cuando conocimos Puntos de Cultura, vimos la posibilidad de mejorar nuestra señal de TV, para generar contenidos más profesionales día a día. Por eso nos anotamos y en ese camino vamos, ya que entendemos que estos talleres son esa «otra opción» que debemos de ofrecerles a nuestros jóvenes, además de una formación que puede llevarse a cabo de manera profesional, para que lo común no sea el robo ni la esquina. La batalla es cultural y por ese camino vamos.