No al 2x1

A las calles contra el fallo de la impunidad

Foto: Rocio Tursi

En alerta por las posibles consecuencias del fallo de ayer de la Corte, los organismos de derechos humanos convocaron esta tarde a marchar el próximo miércoles al Palacio de Justicia.

“Esperamos que el conjunto de la sociedad nos acompañe para que nunca más haya impunidad en la Argentina, porque lo que no se juzga y condena, se repite”, reza el comunicado firmado por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital  y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), entre otros. La convocatoria es a concentrar en Tribunales para un acto que tendrá como eje el repudio a la medida y la defensa de la política de Memoria, Verdad y Justicia.

«Este fallo no nos afecta solo a nosotros, porque nosotros ya estamos afectados. Afecta a los hijos del pueblo, a los nietos del pueblo, a los bisnietos del pueblo. Lo que no se juzga y se condena, se repite. Con otra forma, pero aquel que piense distinto, le espera lo que sufrieron nuestros hijos, los 30 mil detenidos desaparecidos», sostuvo ayer en conferencia de prensa la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, luego de que la Corte diera a conocer el fallo.

Por su parte, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, adelantó hoy que pedirá el juicio político para Helena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, los tres jueces de la Corte que votaron a favor del beneficio del “2×1” para los genocidas. Fue durante la tradicional ronda de los jueves, en la que estuvo acompañada por los abogados Eduardo Barcesat, Juan Manuel Morente, Carlos Rosanzki y Pablo Llonto. “El fallo no es nada más y nada menos que un indulto encubierto», denunció.

Hasta ahora, la decisión del tribunal supremo sólo cosechó repudio. Todo el arco político opositor, inclusive el massismo, y juristas de diversa procedencia ideológica coincidieron ayer en resaltar el retroceso que implica en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia, de amplio consenso social. Casi en solitario, con el único acompañamiento de Cecilia Pando, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, respaldó la medida. «Acato lo que dijo la corte», sentenció.