Nuevas turbulencias en la Policía de la Ciudad

Una policía acéfala

Ayer se conoció la noticia de la salida del jefe de la Policía de la Ciudad, Carlos Kevorkian, quien pertenecía al riñón de Jorge "Fino" Palacios. Por el momento, la policía local quedará bajo la conducción del secretario de Seguridad, Marcelo D´Alessandro, y del actual subjefe Gabriel Berard.

En una carta dirigida a Horacio Rodríguez Larreta, Carlos Kevorkian presentó su renuncia al cargo de jefe de la Policía de la Ciudad. El comisario general adujo «razones personales» para pedir su pase a retiro, pero hasta el momento no trascendieron los verdaderos motivos de la renuncia de quien fuera subjefe de la Policía Metropolitana.

Kevorkian ocupaba el cargo desde el 20 de febrero de este año. Desde un principio, los legisladores porteños del bloque Unidad Ciudadana (UC) objetaron sus antecedentes marcados por «intervenciones violentas» en las manifestaciones organizadas por Ni Una Menos y por la aparición con vida de Santiago Maldonado, en las movilizaciones de la reforma previsional y, años antes, en la represión a médicos y trabajadores del Hospital Borda y a los periodistas que cubrían el desalojo de la Sala Alberdi. “En la Comunicación publicada en el Boletín Oficial se consignan los antecedentes pero no se detallan los años en que prestó servicios en cada dependencia”, sostuvieron los legisladores de UC por ese entonces.

Carlos Kevorkian se graduó en la Escuela de Cadetes de la Policía Federal Argentina “Coronel Ramón Lorenzo Falcón” como subayudante de la Policía Federal y comenzó su carrera en 1971 en el gobierno de facto de Agustín Lanusse. Durante la última dictadura cívico-militar, formó parte de la fuerza que ejecutó el plan genocida a través de sus propios centros clandestinos de detención como El Atlético, Banco, Olimpo y diversas comisarías de todo el país.

Desde el Gobierno de la Ciudad informaron que «esta decisión no afectará la continuidad del proyecto que busca dotar a la Ciudad de una Policía más eficiente y cercana a los vecinos, quedando el mismo bajo la conducción del equipo liderado por el secretario de Seguridad Marcelo D´Alessandro y el actual subjefe Gabriel Berard». Cabe destacar que tres anteriores jefes de la policía porteña -Jorge Alberto “Fino” Palacios, Osvaldo Chamorro y José Potocar- debieron dejar el cargo por estar implicados en escuchas ilegales, brutales represiones y cobro de coimas.