A una semana del inicio de la primera etapa de inscripción online, se reflotan los reclamos de las familias por las falencias del sistema electrónico. Falta de vacantes, caída del sistema y falta de información son algunas de las principales críticas.

El 1 de octubre comenzó la primera etapa de la preinscripción para el nivel inicial, primario y secundario, y las críticas de las familias al sistema de inscripción online no tardaron en llegar. Entre los múltiples reclamos sobresale la falta de vacantes en las escuelas, problemática que dejó a más de 17 mil niños y niñas sin escolaridad en los últimos cuatro años. “Es un sistema expulsivo y arbitrario: expulsivo porque deja afuera a aquellas familias que ni siquiera tienen acceso a una computadora o acceso a internet, y arbitrario porque fue impuesto sin consultarlo a la comunidad educativa”, dijo Patricia Pines, del colectivo Vacantes para tod@s en la escuela pública, en diálogo con El Grito del Sur.

Tras los reiterados reclamos de docentes y familias frente al Ministerio de Educación y la Legislatura porteña, sólo obtuvieron una única reunión con Juan Francisco Pedrazzi, asesor del oficialismo, en la que se hizo propaganda de las 30 escuelas que se comprometió a construir -tras una medida judicial- el Gobierno de la Ciudad. De esas escuelas sólo 6 fueron inauguradas, más de la mitad aún son proyectos que no fueron aprobados y las restantes son obras que se encuentran con los plazos atrasados. “No es una cuestión de presupuesto sino de voluntad política”, apuntó Pines tras señalar que en 2016 se utilizaron más de dos millones de pesos en publicidad oficial. “Con esa suma se podrían haber construido muchas de las escuelas que hoy son necesarias en la Ciudad de Buenos Aires. Claramente las prioridades del gobierno están muy lejos de las de las familias trabajadoras”, afirmó.

El grupo de madres, padres y docentes nucleados en la multisectorial Vacantes para tod@s en la escuela pública prepara para mañana a las 14hs una concentración en la puerta del Ministerio de Educación conducido por Soledad Acuña. Allí pedirán la construcción de 35 escuelas primarias en la zona sur, uno de los lugares donde más se siente la falta de vacantes debido al escaso número de establecimientos educativos, y 4o escuelas infantiles en toda la Ciudad, lo que -según los cálculos realizados por distintos gremios y grupos autoconvocados- saldaría la demanda de vacantes en el distrito porteño.

A los reclamos se suma también la desvinculación de las familias y las instituciones que existe desde que el trámite de inscripción es a través de internet. “Que un sistema de computadoras elija el colegio de nuestros hijos no es muy humano”, expresó Patricia Pines. A pesar de los diversos proyectos que llevaron a la Legislatura, no lograron que ninguno de ellos fuese tratado en el recinto. En este sentido, Pines reconoce que el único de los poderes que les ha dado respuestas es el Judicial, el cual ha respondido favorablemente a la mayoría de los amparos presentados por las familias solicitando vacantes para sus hijos e hijas.

En el último tiempo denunciaron también que la problemática afecta mayormente a las mujeres, ya que son quienes generalmente asumen las tareas de cuidado y deben relegar sus trabajos o actividades personales para encargarse del acompañamiento de sus hijos e hijas. Las aristas de la problemática son muchas y muy variadas, pero lo que queda claro es la fuerte necesidad de construir escuelas en la Ciudad para evitar el incremento año a año del número de niños, niñas y adolescentes que no logra acceder a la educación pública.