Plenario de trabajadores de la vía pública

Los «buscas» van por una ley que regularice su trabajo

Fotos: Nicolás Cardello

Reunidos en un plenario de fin de año en San Martín, trabajadores y trabajadoras de la rama de vendedores y artistas de la vía pública de la CTEP anunciaron que buscarán una ley para regularizar la actividad en territorio porteño y hacerle frente a los desalojos y decomisos permanentes de la Policía de la Ciudad.

«Un 19 de diciembre cuesta no estar en la calle trabajando, porque es en este mes cuando más vendemos y salvamos el año. Pero acá estamos, demostrando que nuestra mayor fortaleza es estar organizados», dijo ayer desde el escenario montado sobre el Parque Yrigoyen, en San Martín, uno de los referentes de los trabajadores de la vía pública de la CTEP, Pablo Dorigo, sobre el cierre del plenario de fin de año de una de las ramas de los trabajadores de la economía popular más precarizadas y perseguida. Desde el pasto del parque, bajo un sol pleno, escuchaban y aplaudían unas 500 personas, compuestas por artistas callejeros, manteros, feriantes, parrilleros y vendedores de la calle, los trenes y los subtes.

Los «buscas», como ellos mismos se bautizaron, venían de pasar 48 horas de terror: al menos 50 manteros y vendedores ambulantes fueron detenidos en la previa en distintos operativos de la Policía de la Ciudad en Once y Flores, represión incluida. «Que te levanten de la calle y te secuestren la mercadería es de lo peor que te puede pasar: podés estar meses para recuperar lo perdido. No queremos discutir más en la justicia penal, sino en la laboral. Tenemos que poder frenar de alguna forma la persecución», explicaría Dorigo más tarde a El Grito del Sur. Por eso, la mayoría de los discursos apuntaron a la «ofensiva» con la que el sector planea, de conjunto, frenar los decomisos, desalojos y demás yerbas represivas: una ley porteña que regularice la venta ambulante.

La iniciativa, que está en etapa de elaboración, buscará darle un marco legal a la actividad en la vía pública -como la que tiene cualquier rama productiva- y parte de reconocer al vendedor como un trabajador formal con derechos. Dicho proyecto será la base de la militancia de las organizaciones que los nuclean durante el año que viene. Si bien tienen enfrente una Legislatura dominada por Cambiemos, que aprobó recientemente un nuevo Código Contravencional que persigue precisamente fines opuestos, confían en la capacidad de movilización que les permitió años atrás conquistas como el Salario Social Complementario.

«Hay que salir a pelear por paritarias, aguinaldo y todos los sueños que tenemos. También por un sindicato, porque somos trabajadores con derechos», dijo a su turno el diputado nacional Leonardo Grosso, quien además llamó a «ganarle a Macri» en las próximas elecciones.

«Nosotros somos el termómetro de la crisis», le dijo a este medio Néstor Bustamante, secretario de organización de la Unión de Vendedores Ambulantes de los Trenes de la República Argentina, que busca constituirse como sindicato. «En estos últimos dos años bajaron las ventas casi un 50 por ciento. Los trenes, a las cinco de la tarde, que antes venían llenos, hoy van vacíos, lo que habla también de la falta de trabajo. Por eso decimos que necesitamos un gobierno peronista», agregó.

Hablaron sobre el cierre, entre otros, el secretario de Organización de la CTEP, Gildo Onorato,  y los referentes de los trabajadores de la vía pública Silvia Palmieri y Francisco «Pancho» Cubría. El plenario terminó al canto de «Somos los buscas/ de la CTEP».