La Justicia Electoral dio personería definitiva en la provincia de Buenos Aires a la nueva formación ultraderechista Frente Patriota, conformada por los partidos Bandera Vecinal y Gente en Acción.

El pasado 27 de noviembre, el juez federal Adolfo Gabino Ziulu aprobó la fusión de los partidos de ultraderecha Bandera Vecinal y Gente en Acción (GEA) en la provincia de Buenos Aires. De esta forma, el Frente Patriota consiguió personería definitiva y podrá competir en las elecciones de 2019 en el distrito más populoso del país.

Esta decisión contó con el dictamen favorable previo de la Fiscalía Electoral bonaerense. Los protagonistas de la flamante unión de ultraderecha sostuvieron que “este histórico hecho de unidad entre dos formaciones legales del Nacionalismo Argentino permite, asimismo, fortificar en una base común los miles de afiliados bonaerenses certificados por la Justicia”. Si bien Alejandro Carlos Biondini encabeza la actual Junta Ejecutiva del Frente Patriota en dicha provincia, el experimentado dirigente ya anunció que busca “quedar con el margen de acción necesario para la campaña presidencial que se lanzará en marzo de 2019”. Frente Patriota será el nombre de la alianza política en todo el país de cara a los comicios generales del año próximo.

Cabe destacar que el espacio Nuevo Triunfo -anterior demominación también encabezada por Alejandro Biondini que proponía desbaratar “la red homosexual, drogadicta y corrupta que hoy infecta la Argentina”- tuvo negada la personería jurídica por un fallo de la Corte Suprema del año 2009, puesto que el máximo tribunal consideró en aquel momento que dicha agrupación tenía un carácter nazi y antisemita y, en ese marco, promovía prácticas discriminatorias prohibidas por ley. Desde 2013 Biondini se escudó en el partido Bandera Vecinal y logró presentarse en los últimos llamados electorales. En las PASO de 2015, cosechó 3200 votos en la Ciudad de Buenos Aires y cerca de 19 mil en la provincia de Buenos Aires, mientras que en 2017 consiguió el apoyo de más de 28 mil personas (0,32 por ciento del electorado) en las PASO de la Provincia. En esta última ocasión el gobierno nacional se negó a pagarle 19,7 millones de pesos para imprimir boletas a la formación neonazi, que había anotado ni más ni menos que seis listas de candidatos a senadores nacionales con nulas chances de obtener un buen desempeño electoral.

Ricardo Iorio y Alejandro Biondini, juntos por una misma causa.

En una reciente nota difundida en las redes sociales de Bandera Vecinal, el director de Metapedia en Español -contraria a Wikipedia y de corte neonazi-, Walter Romero, defendió al presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro al afirmar que “es un conservador mano dura. Pero no lo comparen con Mauricio Macri. Macri es un social-demócrata que autorizó el debate del aborto, que permite la divulgación de la ideología de género, no hace nada para cortar la inmigración ilegal, no hace nada contra la corrupción, etc, etc, etc. Y su mano derecha en la ciudad de Buenos Aires, Rodriguez Larreta, le da vía libre a los grupos LGBT para hagan lo que quieran. Bolsonaro está totalmente en contra de todas aquellas aberraciones”. Por su parte, Alejandro Biondini sostuvo hace pocos días al mejor estilo Bolsonaro y Trump que “la globalización teme la llegada de un gobierno nacionalista en Argentina”.

Bajo el amparo de las políticas represivas y los discursos de mano dura promovidos por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, aunque sin dejar de lado los cuestionamientos por “la crítica situación política, económica y social que vive el país”, la ultraderecha argentina disputará en mejores condiciones que otros tiempos la búsqueda de obtener nuevas adhesiones en el electorado durante el año 2019.