Docentes y estudiantes del Cerámicas Nº 1 y del "Romero Brest" rechazaron el inminente traslado de ambas instituciones. En conferencia de prensa, denunciaron que el gobierno porteño busca un "negocio inmobiliario" con la medida.

Estudiantes y docentes autoconvocados brindaron este mediodía una conferencia de prensa frente a la Legislatura porteña -rodeada por una fuerte custodia policial- en rechazo al intento de traslado de la Escuela de Cerámicas Nº 1 y del Instituto Superior de Formación Docente “Romero Brest”. “Sería mucho más fácil quedarnos en nuestras casas, pero ellos nos obligan a seguir saliendo a las calles para luchar por nuestros derechos”, expresó Ivo Filippi, consejero directivo del Romero Brest.

Foto: Catalina Distefano

Hace apenas dos semanas, la comunidad educativa del Cerámicas se enteró que el gobierno porteño pretendía trasladar la escuela mediante un decreto a un Polo de Artes que se deberá construir en el barrio de Vélez Sarsfield. Contrario al reclamo de ampliación del edificio que estudiantes, docentes y familias vienen elevando a la cartera educativa hace tiempo, el Ejecutivo porteño prefiere mudar el colegio “poniendo en peligro la continuidad de los proyectos educativos”.

“Una institución no puede ser movida como un cubo que va de una punta a la otra de un cuadrado. El traslado de nuestras instituciones que pretenden llevar a cabo la ministra Soledad Acuña y el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, de manera arbitraria e inconsulta, pone en riesgo la continuidad de nuestros proyectos educativos”, aseguró una de las docentes de la institución.

En el caso del Romero Brest la noticia llegó hace alrededor de un mes, y en paralelo a la lucha contra la UNICABA, la comunidad educativa permanece en estado de alerta y movilización constante. El plan del gobierno es trasladar el profesorado de Educación Física a otro terreno en Parque Saavedra, cambiando no sólo las condiciones estructurales de cursada de sus estudiantes y docentes, sino también sometiéndolos a realizar las actividades deportivas en un parque. “Esos predios fueron conseguidos a través de la lucha y la muerte de muchos compañeros que hasta el día de hoy permanecen desaparecidos. no somos sólo ladrillos, somos las personas que hemos pasado por allí, personajes que han estudiado en el Romero Brest y hoy son reconocidos en el mundo entero”, destacó Filippi.

Foto: Catalina Distefano

El representante estudiantil comenta los encuentros que tuvieron con la Ministra para tratar el tema, en donde -según cuenta- Acuña les pedía trabajar para generar un consenso.”Yo no quiero consensuar con ellos, quiero que el Romero no se traslade, quiero que el Cerámicas siga en su lugar, que el jardín del Ramos Mejía no cierre. No somos una variable de ajuste como nos propone el gobierno”, apuntó. En esa misma línea, la vicerrectora de la institución, Teresa López, recuerda que la ministra les dijo en la última reunión que tuvieron: ‘si no se quieren mudar, quédense, pero dinero para terminar las obras no hay’. “No se entiende cuál es la supuesta apuesta a la educación cuando la amenaza es: o se van al lugar al que nosotros decimos o no les terminamos las obras”, manifestó.

Teresa López, vicerrectora del Romero Brest. Foto: Andrés Wittib

La docente reconstruyó la historia del profesorado -que tiene ya 113 años-, contó lo difícil que fue conseguir finalmente un espacio propio para la comunidad educativa y lamentó que “nuevamente nos quieren trasladar a un parque donde volveríamos a estar de prestado”. Luego, en relación a los dichos de Acuña, aseguró que “no vamos a permitir el traslado y vamos a presentar los proyectos necesarios para permanecer en nuestro espacio y encontrar la forma de terminar las obras que faltan”.

También participó de la conferencia una docente de la secundaria del CENARD, escuela ubicada en el norte de la Ciudad, quien relató la crítica situación que atraviesan actualmente. Pues el gobierno, en esta racha de mudanzas educativas, también pretende mover a la comunidad de dicho establecimiento a la zona sur. Incluso, y éste fue uno de los puntos más críticos que resaltó la docente, no aparece en el listado de escuelas ofertadas en el sistema de inscripción online, por lo que temen que se produzca una enorme caída de la matrícula y, por consiguiente, una reducción del personal docente.

Distintos legisladores y legisladoras de la oposición se acercaron a brindar su adhesión y compartieron también algunas palabras. Pasaron por el lugar Victoria Montenegro y Leandro Santoro, de Unidad Ciudadana, Gabriel Solano, del Frente de Izquierda, y Leandro Halperín, de Evolución (ECO). “Quieren convertir la Ciudad de Buenos Aires en un negociado para unos pocos”, sentenció Santoro, uno de los últimos oradores. Para concluir, reflexionó: “Un militante político -le toque el espacio donde le toque militar- es en primer lugar un docente. Hay una labor pedagógica que tenemos que desarrollar los que estamos de acuerdo con un proyecto de ciudad inclusiva, hay que dar la batalla cultural y dar la pelea para que en la Ciudad gobierne otra sensibilidad: la sensibilidad de los que creemos que tenemos que mirar la Argentina del lado de los que más sufren y no del lado de los que más tienen”.

El último en tomar la palabra fue el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, quién repasó la situación de las tres instituciones y convocó a movilizar el próximo jueves a la puerta de la Legislatura “contra la mercantilización de la educación”. Apuntó contra el gobierno de Larreta por su política de “shopping” y se diferenció: “Nosotros decimos que donde está la escuela, está la Patria. Ellos dicen donde está la escuela, hay un negocio”.