Presentaron la obra "Comodoro Pyg: el chiquero de la democracia"

Animales sueltos en Comodoro Py

Un grupo de artistas y militantes del Frente Patria Grande realizaron una acción cultural para visibilizar las "operaciones antidemocráticas" de una de las instancias más importantes del Poder Judicial en Argentina.

En el marco del escándalo de espionaje ilegal que compromete directamente al fiscal Carlos Stornelli, artistas y militantes del Frente Patria Grande se presentaron esta mañana en las puertas de los tribunales de Comodoro Py para realizar una acción cultural que dé cuenta del estado actual de una de las instancias más poderosas del Poder Judicial en nuestro país. La obra «Comodoro Pyg: el chiquero de la democracia» cuestionó la composición del fuero federal, las cuotas de poder y las «operaciones antidemocráticas» llevadas a cabo por estos jueces y fiscales y, por último, su integración al poder político de turno.

La intervención artística se realizó en medio de la investigación de la red de espionaje y extorsión política, mediática y judicial que encabeza el juez Alejo Ramos Padilla, a quien se busca destituir desde el Poder Ejecutivo mediante el procedimiento de juicio político. El juez federal de Dolores volvió a citar a indagatoria para el próximo 20 de marzo al fiscal Carlos Stornelli y realizó una ampliación de la indagatoria al falso abogado Marcelo D´Alessio, quien también se negó a declarar.  «Comodoro Py se parece más a la casa de los espías que a un ámbito donde se resguarda el Estado de Derecho y se sanciona a los corruptos. Además, con una Oficina Anticorrupción al frente de una militante oficialista, que se dedica a encubrir sistemáticamente a los funcionarios del gobierno, la impunidad queda definitivamente asegurada», aseguraron desde el Frente Patria Grande a través de un comunicado.

Juan Grabois, referente de este espacio político, afirmó que «queremos mostrar algo que los grandes medios callan ¡Comodoro Py es un chiquero! Se trata de un territorio atestado de operadores dónde se entrecruzan oscuras estructuras de servicios que los argentinos arrastramos desde la dictadura, los jueces de la servilleta del menemismo, los más espurios negociados, la manipulación del periodismo, los contubernios con el poder político, el espionaje ilegal, el injerencismo de grandes potencias extranjeras y una oligarquía de funcionarios que se sienten por encima del resto de la sociedad. Se trata del poder más oscuro y sucio de la Argentina, un poder intocable, violento y antidemocrático».

Desde el Frente Patria Grande, que acaba de lanzar la campaña #EllaLeGana para apoyar la postulación presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, proponen una serie de reformas para «terminar con este chiquero de la República», entre las que se destacan la unificación del fuero penal federal con la justicia penal ordinaria en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, el traspaso de la oficina de escuchas telefónicas judiciales a la órbita del Ministerio Público Fiscal, el levantamiento del secreto sobre los fondos de la Agencia Federal de Inteligencia y la transferencia de la administración del Poder Judicial de la Nación al Consejo de la Magistratura, de conformidad con lo establecido por el artículo 114 de la Constitución Nacional.