Gabriel Copola, atleta paraolímpico

«Si el Estado no acompaña al deportista, la situación se vuelve muy complicada»

Tres veces campeón panamericano de ping-pong, atleta paraolímpico de alto rendimiento y profesor de Educación Física. Gabriel Copola responde sobre la situación del deporte argentino y denuncia la falta de políticas de inclusión para pibes y pibas con discapacidad.

Tiene 35 años y desde hace 24 que anda en silla de ruedas: un fatídico accidente en bicicleta lo dejó postrado a los 11, pero no lo detuvo en su búsqueda deportiva. Campeón panamericano de tenis de mesa adaptado en 2011, 2013 y 2017, Gabriel se prepara para el Panamericano de Lima, que se disputará a partir del 22 de agosto en la capital peruana. Es el último campeón del certamen y declara: «No me quiero poner la mochila pero, siendo uno de los mejores de la región, uno siempre siente la responsabilidad de salir campeón». Gabriel, además de ser atleta y docente en la Universidad de La Matanza, da clases de ping pong en la Unidad Penal Nro 39 de Ituzaingó y en la Colonia Montes de Oca (para gente con discapacidad intelectual). Es sin duda una de las voces autorizadas para hablar de deporte, discapacidad e inclusión y su veredicto es certero: ni caridad ni paternalismo, políticas públicas nacionales y municipales.

¿Qué cambios hubo con el achicamiento de Secretaría de Deporte a Agencia? ¿Cómo impacta esto en la situación de los atletas paraolímpicos, o en el caso de las becas?

No hubo aún grandes modificaciones. Lo que es real es que hay muchas posiciones entre los deportistas, incluso algunos que creen que es positivo haber convertido la Secretaría en Agencia. Lo que sí es que antes las Leonas jugaban gratis en el CENARD, pero ahora hay que pagar para ver el partido. La beca se sostuvo, aunque en mi caso trataron de bajarme la beca de «excelencia» a «podio paramericano», lo que implicaba una merma en el pago del sueldo de la beca. Sucede que le habían preguntado a la Federación quiénes iban a ser campeones en el Panamericano de Lima y de alguna forma te apretaban para que dieras un resultado 6 meses antes. Yo mantenía el status de campeón y se me bajó la beca por dos meses, aunque después de presentar una nota decidieron que era justo volver al rango que yo tenia.

Fotos: Nicolás Cardello

Este tipo de becas parten de un concepto bastante meritocrático. ¿Qué sucede con los atletas que no están en los primeros puestos del podio pero son profesionales y se dedican al deporte?

Este año, en la beca de la Secretaría de Deportes, hubo apenas un 15% de aumento cuando el año pasado la inflación fue de 45%, una ridiculez. A aquellos que la pelean de abajo, en un contexto político que no prioriza el deporte, se les hace mucho más difícil poder entrenarse y llegar a la élite. Si el Estado no acompaña al deportista, la situación se vuelve muy complicada.

¿Cuáles son las principales dificultades para el deportista con discapacidad?

La principal dificultad es que el contexto carece de las oportunidades para practicar deporte en un club, como la tiene cualquier pibe sin discapacidad. Si uno no va a una institución de personas con discapacidad, se le hace muy difícil poder practicar el deporte. Eso hace que se continúen los ghetos donde se segregan a las personas con discapacidad. Estaría bueno que hubiera ofertas de deporte en cualquier club de barrio.

Fotos: Nicolás Cardello

Si el día de mañana te nombrasen Secretario de Deportes, ¿qué política pública recomendarías?

La solución radica, principalmente, en que en todos los partidos y los municipios nazca una oferta de actividades físicas y deportivas para aquellos que no tienen la posibilidad de poder hacerlo de manera privada. En los países centrales no se ve a la persona con discapacidad como un objeto o con un mirada paternalista. Si la mirada social es acompañada por una política de derechos, se aplican modelos deportivos que son muy parecidos a los modelos tradicionales de aquellos que no tienen discapacidad. El apoyo económico del Estado y los privados hacen que la persona que es deportista se pueda dedicar en todo su tiempo a ser deportista.