Alberto Fernández

«Nos quisieron hacer creer que el progresismo estaba en retirada en América Latina»

En una entrevista radial con el programa “La Pizarra", por AM750, el candidato a presidente del Frente de Todos habló largo y tendido con Alfredo Serrano Mancilla y Yair Cybel sobre fútbol, música, política nacional y latinoamericana.

Alberto Fernández, candidato a presidente por el Frente de Todos, visitó el programa «La Pizarra» en AM750, donde fue entrevistado por Alfredo Serrano Mancilla, Leandro Álvarez y nuestro compañero Yair Cybel. A continuación transcribimos los principales pasajes de la entrevista.

Alfredo Serrano Mancilla (ASM): Galeano siempre dice que lo importante entre las cosas menos importantes es el fútbol. Eres hincha de Argentinos Juniors. ¿Es por Maradona, por Riquelme, por familia o por barrio?

No, por convicción, yo de chiquito era de Boca por mandato familiar, pero cuando iba al colegio quedaba a media cuadra de la cancha de Argentinos Juniors y generalmente había partido en la semana. Entonces, cuando terminábamos el colegio, nos íbamos a ver el partido y así me hice fanático de Argentinos y abandoné Boca para siempre. Te estoy hablando de cuando tenía 11 años.

Jugabas al fútbol de chiquito. ¿En qué posición?

Siempre atajé, siempre fui arquero. Jugué hasta que, jugando al medio, me rompí los ligamentos . Seguí atajando pero no podía correr, saltar, ni buscar un cabezazo.

¿De afuera te gusta algún equipo?

No, así somos los de equipos chicos, todo nuestro amor y nuestro cariño es para el equipo nuestro. Obviamente admiro, pero cuando ves a los equipos grandes, son seleccionados del mundo, no son equipos de fútbol. Nosotros disfrutamos de tener tres hermanos jugando en primera, disfrutamos cuando un jugador que salió de la cantera se va a un equipo grande.

¿Crees que hay mucha relación entre el fútbol y la política en la actualidad?

Me parece que no. El fútbol se ha profesionalizado tanto que ha dejado para un segundo lugar esas cosas. Hay cierta prudencia de los jugadores de no involucrarse. Alguien politizado ha sido Maradona o en la actualidad Nahuel Guzmán, pero no hay tantos casos.

Sos amante de la música. ¿Cómo era ser un joven rockero en la dictadura? ¿Ibas a recitales?

Sí, organizaba recitales. Yo amo la música, toco la guitarra desde chico, tengo un modelo musical que es Lito Nebbia, el fundador del rock nacional que, por suerte, es mi amigo. Pero de joven, además de tocar y escuchar, quería difundir la música y empezamos a hacer recitales ya empezada la dictadura. Una vez hicimos un recital de Lito en el Scholem Aleijem con unos amigos y no vino nadie, casi nos fundimos.

En la radio suena la canción de los Beatles “All together now”, que usó de soundtrack Fernández para su último video anunciando su frente de unidad con Sergio Massa.  

ASM: ¿Por qué esta canción?

Porque dice todos juntos.

¿Un beatle preferido?

Paul Mc Cartney

¿Un disco de los Beatles?

El álbum blanco

Sos hijo de un juez. ¿Cómo llevaste esto de niño?

Era un orgullo. En el año 76 a mi padre los militares lo echaron. Había estado 40 años en la Justicia ocupando todo los cargos, desde pinche a juez de la Cámara del Crimen. En ese momento ser juez era un gran prestigio y yo quisiera que la Justicia recupere el prestigio que viví de chico. Ser el hijo del juez te daba un lugar de privilegio, de reconocimiento social, pero había que honrarlo. Yo creo que mi viejo lo honró.

¿Qué te quedó de él?

De mi papá me quedó la ética. A veces se quejan de que vivo en la casa de un amigo y es verdad, me cuesta pagar el alquiler y un amigo me prestó la casa y no tengo problema en decirlo. Tendrían que preocuparse si tengo una casa majestuosa que nadie sabe cómo la compré. Pero bueno, son las contradicciones de la Argentina.

Respecto al lawfare. ¿Creés que en América Latina y en Argentina la Justicia se está fagocitando a la política? ¿Te da miedo eso?

Cuando la política falla, muchas veces aparecen personajes de la Justicia que vienen a tomar espacios de la política. Pero lo que estoy viendo ahora es otra cosa, es una acción decidida en contra de los opositores al gobierno. A los opositores a Macri, a los opositores a Temer y Bolsonaro, a los opositores a Moreno en Ecuador. Hay un perfecto correlato entre la acción de la Justicia con la acción de ciertos medios para perseguir y estigmatizar a ciertas personas que muchas veces son los opositores del régimen imperante.

¿Temés que ahora vengan contra vos?

No, yo creo que el objetivo era sacar del escenario a Cristina y no lo lograron. Gracias a Dios Argentina tiene otra conciencia social distinta a la de otros países y la presencia de los sindicatos, el movimiento obrero, el movimiento peronista, genera una suerte de resistencia que hace de algún modo a la sociedad impermeable a esos ataques.

¿Ya asumiste que sos candidato a presidente?

Yo lo he tomado con mucha tranquilidad. Me parece que ahora la política ha dicho que yo tengo que hacerme cargo durante 4 años de ser presidente. Tengo que trabajar durante 4 años para sacar a la Argentina del estado caótico que nos va a dejar Macri. Para mí es un desafío político más, el más complicado, pero uno más. Yo racionalizo mucho la política, analizo mucho y de eso saco mis conclusiones. Todo lo que hago desde que se anunció mi candidatura es pensar en qué va a pasar el 11 de diciembre. Sé que tenemos una enorme obligación con los que han quedado fuera del sistema, que hay que volver a incluirlos en Argentina con esos más de 4 millones y medio de pobres que fueron empujados a la pobreza, por los que han quedado sin trabajo, por los chicos que estan sin colegio, por los empresarios que han cerrado sus fábricas. Sólo estoy pensando en cómo tengo que hacer el día siguiente para empezar a terminar con todos esos males.

Clarín se preocupa por si yo voy a intervenir el Poder Judicial: hace 30 años enseño Derecho en la UBA, jamás se me ocurriría hacer una cosa así, desvía la atención hacia una cuestión ridícula para que todos los problemas reales de los argentinos pasen desapercibidos. Esa es mi preocupación, que uno de cada dos chicos sean pobres. Las sociedades ricas no son las que tienen petróleo sino las que tienen inteligencia, las que han desarrollado la ciencia, la tecnología, la educación.

¿Tenés miedo a las fake news? 

No me preocupan las mentiras porque son mentiras, si pasan me encargaré de desmentirlo. A mi me interesa que hagamos una campaña limpia, honesta, debatiendo ideas y debatiendo modelos de país, yo quiero debatir con Macri qué país quiere él y qué país quiero yo y que la gente elija.

¿Qué pensaste cuando conociste que Pichetto iba a ser vicepresidente de Macri?

Me parece una decisión incomprensible: es una decisión que no tiene explicación. Me parece que es errada, pero bueno, que lo expliquen ellos. Les cuesta explicar a los propios y a los peronistas. Cuando vos tenés explicar tanto es que estás en un problema.

¿Cuál es el político latinoamericano que más te ha impresionado?

Lula. Lula fue un político excepcional. Todo lo que se logró de unidad en el continente es mérito de Lula, nunca lo dudo.

¿Más que Pepe Mujica?

Pepe Mujica es un filósofo, hablar con él te enriquece, yo vuelvo repleto cuando vuelvo de hablar con Pepe. Pepe es el último hippie, es una enseñanza permanente.

¿Cómo ves el progresismo latinoamericano actual?

Yo creo que nos quisieron meter en la cabeza de que el progresismo estaba en retirada en América Latina y que venía una época de conservadurismo y derecha en Latinoamerica y yo no lo creo. Yo siempre rescato que el error que tuvimos fue que, pese a todas las transformaciones que hicimos, no pudimos cambiar las estructuras económicas de nuestros países. El único que pudo lograrlo fue Evo Morales, por eso perdura como perdura y sostiene a Bolivia como la sostiene, por eso sigue siendo un modelo para todos. Es verdad que él lo tuvo relativamente fácil porque con solo nacionalizar los hidrocarburos cambió las estructuras económicas. Pero nacionalizar los hidrocarburos fue una enorme apuesta que le generó problemas con los propios latinoamericanos. Evo se animó lo que nadie se animó a hacer y además lo hizo con mucha seriedad.  Yo creo que la gente en algún momento se enojó con el progresismo latinoamericano por algunos hechos de corrupción que existieron y porque además hubo una prédica constante de que era un sistema de corrupción. Pero la gente se está empezando a dar cuenta que eso es una mentira.

Citás a Evo como ejemplo. ¿Qué medidas habría que tomar en la Argentina para cambiar la estructura económica?

Nosotros tenemos un nivel de desarrollo capitalista donde todas las transformaciones son más complejas pero hay que empezar a hacerlas. Cristina lo intentó hacer por vía de la redistribución del ingreso, pero no es suficiente porque tanto Cristina como Lula, cuando lo intentaron hacer, fueron momentos de solvencia económica del Estado muy alta y, cuando esta solvencia cayó y entraron en déficit fiscal, todo eso se desmoronó con mucha facilidad. Cristina la sostuvo mucho, pero evidentemente no tenía la fortaleza que nosotros necesitábamos. Además hubo en Cristina un proceso de industrialización por sustitución de importaciones que quedó trunco con Macri. Macri está convencido de que Argentina es un pais destinado a generar productos primarios y nosotros tenemos que volver a insistir con el proyecto de industrialización, tenemos que tener una política para las Pymes, el 70% del trabajo argentino está en las Pymes, tenemos que hacerlas producir y hacerlas exportar.

Lo que nos pasa acá en Argentina con Macri no es sólo que se ha endeudado sino que ha entregado la conducción de la economía argentina al FMI y eso es imperdonable. El destino de los argentinos hoy está en manos del Fondo Monetario Internacional y eso ha hecho un enorme daño a la economía nacional. Hay que plantearlo así, y no para pelearme con el Fondo sino para pensar cómo salir de este brete. Hay que estar unidos porque así somos más fuertes frente al mundo. Eso es lo que entendió Lula, lo que entendió Correa, lo que entendió Kirchner, lo que entendió Cristina, lo que entendió Evo.

Ping Pong de preguntas y respuestas

¿A qué te vas a dedicar cuando termine tu mandato?

A la política que es a lo que me dediqué toda la vida. Yo hice política desde siempre, soy abogado, siempre ejercí mi profesión pero me dedico a la política desde los 14 años.

¿Última serie que viste?

Estoy viendo la última temporada de Black Mirror y paralelamente VIP. Es la serie que mejor explica cómo funciona la política.

¿Otro lugar para vivir que no sea Argentina?

España, sin ninguna duda. La ciudad de Madrid. Yo voy todos los años a dar clase a España y cada lugar al que voy me parece hermoso.

¿Corte de carne?

Entraña.

¿Fue chiquito, largo o cortado el café con Massa?

Fue lindo, yo a Sergio lo conozco hace mucho y siempre fue muy respetuoso conmigo.

¿CFK?

La quiero mucho.

¿Jair Bolsonaro?

Una persona que maltrata a las minorías es definitivamente una mala persona y políticamente un desliz de la sociedad brasileña que pronto corregirá.

¿Tu hijo Estanislao?

Lo que más quiero en el mundo.

¿Donald Trump?

Lo que eligieron los americanos para este tiempo, que no fue lo mejor para el mundo.

¿El peronismo?

El movimiento social que incorporó a la sociedad argentina a los que menos tenían. Fue el que hizo parte de la Argentina a los que no tenía voz, les dio derechos a los que trabajaban y también fue un gran promotor del capitalismo. Sigue siendo el movimiento social capaz de transformar la Argentina.

¿Maradona?

El mejor jugador que vi en mi vida, un jugador único.

¿Clarín?

Un diario que hace mucho tiempo olvidó de qué se trata el periodismo.

¿Argentina?

El país que amo, me encantaría que nos incluya a todos, me encantaría que sea más justo, me encantaría ser alguien que ayude a eso y es lo que me propongo hacer.