Negocio inmobiliario

Larreta busca rezonificar tres edificios de Puerto Madero puenteando a la Legislatura

El Ejecutivo porteño impulsa un nuevo polo de edificios frente a la terminal de Buquebus, cuya rezonificación aprobaría sin pasar por la Legislatura. Actualmente los inmuebles tienen zonificación portuaria, pero buscan autorizar la instalación de oficinas y un hotel.

La construcción de tres edificios frente a la terminal de Buquebus, en el barrio porteño de Puerto Madero, estuvo plagada de irregularidades. Emplazados sobre la calle Cecilia Grierson al 200, con seis pisos de altura y desarrollados por el estudio BMA (Bodas-Miani-Anger), recientemente salieron al mercado con un precio que ronda los 97 mil dólares por el alquiler de 3255 m². Ahora, en su etapa final, el Gobierno de la Ciudad apura los trámites para aprobar una utilización distinta a la que prescribe la ley.

El proyecto comenzó en 2009 y, durante su desarrollo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se salteó numerosas instancias en pos de avanzar con el emprendimiento inmobiliario. A poco tiempo de su finalización, desde el Ejecutivo porteño buscan rezonificar el espacio sin pasar por la Legislatura con el objetivo de habilitar la instalación de oficinas y un hotel. En la actualidad los edificios cuentan con zonificación portuaria, por lo que se requeriría una habilitación especial con autorización legislativa que apruebe el cambio en su objeto de uso. Sin embargo, en el afán de inaugurar los inmuebles con fines comerciales y en virtud de la estrecha relación entre la gestión de Larreta y la constructora BMA, crece la posibilidad de que se rezonifique el área sin debate previo.

Uno de los principales interesados en el proyecto es el subsecretario de Planeamiento Urbano y director del Consejo del Plan Urbano Ambiental, Carlos Colombo, quien impulsa la rezonificación y el uso comercial de los inmuebles para oficinas y un hotel. Según trascendió, los funcionarios de Larreta estarían interesados en apurar el expediente antes de que comience la campaña electoral de octubre.

La constructora BMS fue una de las principales beneficiarias de la gestión del PRO en la Ciudad y la Nación: tuvo a su cargo el rediseño del Aeroparque, el desarrollo del Tortugas Open Mall y el rediseño del Shopping Recoleta, la construcción de la Lex Tower (un gigantesco edificio de 30 pisos ubicado en la avenida Corrientes entre Paraná y Uruguay) y numerosos emprendimientos en Puerto Madero.