El frente anti-macrista en Boca sigue lejos

Envalentonados por el resultado de las PASO, diferentes sectores de la oposición boquense redoblaron el llamado a la “unidad” para terminar con 24 años de macrismo en el club. Las rispideces entre Ameal y Beraldi continúan, mientras que el oficialismo se animó a medir a Macri. ¿Operativo clamor para su vuelta a Boca?

Los resultados de las PASO a nivel nacional tuvieron un fuerte y rápido impacto dentro de los pasillos de Boca Juniors. A la casi absoluta certeza de que la Nación y la Provincia de Buenos Aires volverán a manos del peronismo a partir de diciembre, y que además puede haber un escenario de ballotage en la Ciudad de Buenos Aires, se sumó el temor de un posible efecto arrastre que pueda traducirse en un resultado electoral adverso para el oficialismo comandado por Daniel Angelici.

Ni lerdos ni perezosos, diferentes sectores de la oposición boquense salieron a plantar bandera y a redoblar esfuerzos en la búsqueda de unidad que vienen pregonando desde hace más de 1 año. Durante el último fin de semana, el movimiento Boca Es Pueblo repartió un volante a la hinchada que expresa el carácter “decisivo” de las elecciones de diciembre y la necesidad de una sola lista opositora: “No hay mayor acto de amor a Boca, en este contexto, que sacrificar los intereses personales en pos de un proyecto que logre acuerdos mínimos y consensos fundamentales respecto al rumbo para que el club recupere la identidad”. “Por eso volvemos a hacer un llamado a la unidad de todos los espacios que se opongan a este modelo de gestión elitista que desde hace años padecemos y que nos afectó a nivel institucional, social y deportivo. Dicho consenso debe ser genuino y con la convicción de que el Boca Juniors que se venga a partir de diciembre deberá indefectiblemente ser distinto”, plantea el comunicado que también se difundió por redes sociales.

Por otra parte, el frente Boca Somos Todos -representado por los kirchneristas Víctor Santa María y Santiago Carreras- lanzó un pedido formal para convocar a una elección primaria entre los candidatos opositores y que de esa forma se elija a quien encabece la lista en diciembre. La solicitud fue presentada ante la Comisión Directiva encabezada por el presidente Daniel Angelici y también llegó a los opositores José Beraldi, Jorge Amor Ameal, Royco Ferrari y César Martucci. “Creemos que unas primarias ordenarán el mapa político y le brindan la herramienta democrática a los socios de elegir sus candidatos. Desde Boca Somos Todos tenemos la convicción y el compromiso de trabajar por la unidad de la oposición, sin egos ni vanidades y siempre poniendo a Boca por delante de los nombres”, aseguran.

Este planteo es visto como “irrealizable” por parte del grueso de la oposición, dado que implicaría gastos extra de campaña, la disposición de las instalaciones y la elección de otro domingo en que Boca haga de local para que voten los socios y las socias. “Además le daríamos la posibilidad al oficialismo, que tiene un aparato importante, de que elija al candidato opositor”, arriesgó un conocido representante de la oposición en diálogo con El Grito del Sur.

Fotos: Matías Brandán
Ameal y Beraldi van por ahora separados. ¿Macri candidato?

Tal como sostuvo este medio en una nota de abril pasado, las facciones opositoras que bregan por la “unidad” incluyen a Boca Somos Todos, la agrupación Azul y Oro, Nuevo Boca de Roberto Digón y Boca Es Pueblo. A su manera también lo hacen los dirigentes con mayor peso dentro de la oposición, Jorge Amor Ameal y José Beraldi, que se encuentran enfrentados personalmente desde hace varios años y esto complica las aspiraciones de un espacio único que enfrente al macrismo. Sin mencionarlo a Beraldi, Ameal -quien sería acompañado nuevamente por Mario Pergolini en la fórmula- planteó recientemente en una entrevista que “necesitamos trabajar con todos los que piensan igual, vamos a trabajar con todos los que sean y demuestren ser opositores”. Lo cierto es que mientras que el ex presidente de Boca entre 2008 y 2011 sostuvo durante estos años un perfil de opositor duro, José Beraldi ejerció un trato equidistante con el oficialismo.

El sucesor que eligió Angelici para la continuidad de la gestión macrista en el club es Christian Gribaudo, actual secretario general de Boca Juniors y además presidente del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, éste no terminaría de despegar en las encuestas y tras la dura derrota en las PASO sonó fuerte el operativo clamor para que el propio Mauricio Macri se postule y vuelva a hacerse cargo de las riendas del club. Algo que podría entenderse a primera vista como una locura está avalado por los hechos concretos de la última semana, dado que el oficialismo impulsó una encuesta telefónica para conocer si los socios y socias de Boca estarían dispuestos a votar por él. Según un dirigente del oficialismo que prefirió mantener su nombre en reserva, “esa encuesta le dio muy bien a Macri”. Esto demuestra la fuerte relevancia que tiene el club de sus amores para el Presidente, dado que en su momento funcionó como gran trampolín de su carrera política.

Aún resta bastante tiempo para que se terminen de acomodar todas las piezas, pero al menos hasta ahora la posibilidad de un gran frente anti-macrista en Boca Juniors se sigue mostrando como un sueño lejano. Una vez transcurridas las elecciones presidenciales de octubre, los protagonistas de la contienda política en el club de la Ribera estarán más próximos a una definición atendiendo a que la suerte del oficialismo en el club puede estar atada a lo que ocurra a nivel nacional. Cabe destacar que las elecciones xeneises están previstas para el primer fin de semana de diciembre, con lo cual por estatuto las listas definitivas deberán ser presentadas con un mes de antelación al menos.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Estudié en la UBA, pero el adn de periodista lo construí pateando la calle. Sigo la agenda popular y analizo la política todos los días para aportar al quehacer colectivo. Recorrí una partecita de Latinoamérica y en Madrid toqué el cielo con las manos.