A 5 años de la desaparición de les 43 estudiantes de Ayotzinapa

«Ayotzinapa marcó un antes y un después en México»

En el marco del quinto aniversario de la desaparición de les 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, la Asamblea de Mexicanxs en Argentina realiza una muestra en el Espacio para la Memoria "Virrey Cevallos" y convoca a movilizar este jueves al Obelisco.

Esta semana se cumplen cinco años de la desaparición de les 43 estudiantes de Ayotzinapa, hecho que transcendió las fronteras mexicanas y estremeció a todo el continente. El 26 de septiembre de 2014 les jóvenes iban a la espera de los autobuses y fueron interceptades por policías municipales, estatales y agentes del Ejército. Esa noche fueron asesinadas seis personas, tres estudiantes y tres civiles que se encontraban en el lugar, y fueron desaparecides casi medio centenar de estudiantes normalistas de les que aún no se tiene ningún tipo de información.

Foto: Catalina Distefano

Mónica Mexicano es integrante de la Asamblea de Mexicanos y Mexicanas en Argentina, «un espacio que viene trabajando desde el 2012 con el objetivo de ser un puente entre las dos geografías, poder transmitir las luchas sociales que hay en las dos partes y tratar de hermanar los dos espacios». En diálogo con El Grito del Sur, Mónica cuenta también que el objetivo de la organización es «denunciar lo que está sucediendo en México: hay una violencia sistemática, nosotros lo llamamos un narcoestado, es decir, una convivencia del Estado mexicano con el crimen organizado que ha dado como resultado una crisis humanitaria, violaciones sistemáticas a los derechos humanos, desapariciones forzadas, torturas, ejecuciones extrajudiciales, militarización». Y sentencia: «Los 43 son -lamentablemente- un ejemplo del nivel de impunidad que hay en México».

La tarea que emprendieron en Argentina desde hace ya siete años no es nada fácil, y mucho menos teniendo en cuenta el enorme cerco mediático con que contaba el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto. Por eso ponen especial importancia en la solidaridad internacional y las alianzas que se fueron construyendo en los últimos años para combatir las herramientas más fuertes del Estado mexicano.

Foto: Catalina Disefano

Ayotzinapa es una escuela normal rural donde se forman para ser maestros y maestras personas provenientes principalmente de las comunidades rurales e indígenas. Los normales rurales son muchas veces la única posibilidad para estudiar que tienen les estudiantes, les jóvenes campesines, porque la escuela les da la comida y el hospedaje que les garantiza esa posibilidad. «Hay varias rurales en México, pero la de Ayotzinapa es notable por su tradición militante en los ’70. Fue la cuna de Lucio Cabañas Barrientos, un militante que organizó a la ‘Guerrilla de los pobres’ y luego fue ejecutado por el Ejército. Pero después de tantos años quedó como un emblema de lo que es la lucha social y la lucha político-militar», destaca la integrante de la Asamblea de Mexicanxs.

En la tarde de ayer inauguraron una muestra artística en el Espacio para la Memoria «Virrey Cevallos» que permanecerá en exhibición hasta el 30 de septiembre. Además el sábado 28 a las 18.00 hs proyectarán en el mismo espacio, ubicado en la calle Virrey Cevallos 630, el documental «La omisión. Caso Julio César Mondragón», que cuenta la historia de uno de los estudiantes desaparecidos y cuyo relato intentó ser desprestigiado y borrado. Por otro lado, este jueves a las 18.00 hs en el Obelisco se convoca a un acto por la Memoria, la Verdad y la Justicia en el que volverán a exigir respuestas al gobierno de México por la desaparición de les 43 estudiantes.

Foto: Catalina Distefano

Si bien el año pasado, tras la asunción de Andrés Manuel López Obrador, se creó la Fiscalía para la Verdad, las propias falencias del sistema de justicia del país del norte no han permitido avanzar prudentemente en la investigación y esclarecimiento de los hechos. AMLO también tuvo dos reuniones con las familias de los y las 43 estudiantes que, aunque sembraron esperanzas, siguen sin borrar la incertidumbre y la desconfianza en el sistema político mexicano que perpetúa la impunidad de manera estructural.

«El Estado elaboró lo que se llama la «verdad histórica», que es una versión que dice que los estudiantes fueron entregados al crimen organizado, que fueron asesinados y quemados en un basurero. Gracias a la movilización social y a la intervención de expertos en ciencias forenses se pudo tirar abajo esta hipótesis», cuenta Mexicano.

Foto: Catalina Distefano

Por último, la entrevistada habla sobre la importancia y la trascendencia político-social que tuvo este hecho para todo el pueblo mexicano. «Para México esto fue un antes y un después», asegura. Finalmente agrega: «Ayotzinapa permitió además visibilizar otra tanta cantidad de desaparecidos que hay, las fosas clandestinas que había y todas las personas que no estaban ya en sus casas», concluye.