43º Aniversario de la Noche de los Lápices

«Quieren arrebatarnos el futuro a les jóvenes»

Centenares de estudiantes volvieron a protagonizar la marcha del 16 de septiembre en un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices. Con les estudiantes secundaries a la cabeza, distintos sectores movilizaron a Plaza de Mayo bajo la consigna "Larreta no va más".

A 43 años de la Noche de los Lápices, estudiantes secundarios, terciarios y universitarios realizaron una movilización de Congreso a Plaza de Mayo para recordar a les jóvenes detenides y desaparecides el 16 de septiembre de 1976 en La Plata. La misma movilización se replicó en distintos puntos del país mientras se realizaba el homenaje a les militantes secundaries, a quienes la última dictadura cívico-militar les arrebató la vida y los sueños. «Así como en aquel 16 de septiembre quisieron arrebatarle el futuro a les jóvenes, hoy en día buscan hacer lo mismo con nosotres», dijo Malena, estudiante del Mariano Acosta, en diálogo con El Grito del Sur.

Foto: Catalina Distefano

En medio de una de las primeras tardes calurosas que dejan entrever el principio de la nueva primavera, estudiantes de distintas edades y especialidades se concentraron en el centro porteño para conmemorar un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices. Lo hicieron con carteles y pancartas, con banderas de todos los tamaños y colores, y no faltaron los cánticos tradicionales de las movilizaciones estudiantiles. «Tomala vos, damela a mí, por el boleto estudiantil», corearon del principio al final de la movilización que avanzó a paso firme por Avenida de Mayo.

«La juventud está en contra del plan económico que se está aplicando a nivel nacional y que sufrimos todos los días», explicó Joaquín, vicepresidente del colegio de música Juan Pedro Esnaola. «Cada vez que hay una discusión con el Gobierno, lejos de discutir sobre la educación buscan sacar un rédito político de todos los temas. Hablan mucho del diálogo, pero realmente el diálogo no existe y todo lo que hacen es sin consultar a las comunidades educativas», agregó en relación a los conflictos netamente educativos por los que se han sentado a dialogar con las autoridades de la cartera conducida por Soledad Acuña.

Foto: Catalina Distefano

Una gran bandera teñida de negro, verde y rojo, que encabezaba la movilización, rezaba la consigna «La deuda es con la educación, no con el FMI». Detrás se encolumnaron todos los centros de estudiantes de los colegios secundarios que se encuentran nucleados en la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB). Detrás se acoplaron los centros de estudiantes nucleados en la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y los centros de los institutos terciarios agrupados en la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET).

El pliego de reivindicaciones de la movilización fue tan extenso como variado y el foco estuvo puesto en el sector estudiantil secundario: No a la Secundaria del Futuro; No a la UniCABA, reformas edilicias en los colegios; aplicación de la ESI, viandas y comedores gratuitos en todos los colegios; No a la represión docente en Chubut; Justicia por Sandra y Rubén.

Foto: Catalina Distefano

«La mejor forma de reivindicar a nuestres compañeres desaparecides era no únicamente recordarles en términos de racconto histórico, sino también poder reivindicar su lucha y sus ideales», menciona Tomás, estudiante del Lenguas Vivas, en diálogo con este medio. Consultado sobre el motivo por el cual decidieron confrontar directamente con el jefe de Gobierno porteño a través de la consigna «Larreta no va más», el estudiante explicó: «No se trata de luchas individuales sino que tienen un factor común que es Cambiemos en el Gobierno, y en ese sentido nos parecía importante ponerle nombre y apellido a quien consideramos que es el culpable de todo esto».

Malena forma parte del Centro de Estudiantes del Mariano Acosta desde muy joven y en charla con El Grito del Sur plantea: «Lo que nosotres venimos a plantear hoy es que el modelo político, económico y social tiene que cambiar porque no se banca más. Y es por eso que, en unidad, les estudiantes marchamos reivindicando la memoria de ayer, pero también comprendiendo que es sustancial para el futuro que se viene».

Foto: Catalina Distefano

Si bien se espera un cambio de gobierno en la esfera nacional, aún resta saber qué pasará en la Ciudad de Buenos Aires, el progresismo ve con buenos ojos la posibilidad de llegar a un ballotage contra Horacio Rodríguez Larreta y -quizás- destronar al macrismo de su principal bastión político. En ese sentido Malena agrega: «La juventud actual es sintetizadora de procesos que generaron cambios muy grandes de paradigmas: la discusión de ‘Larreta sí o Larreta no’ es un cambio de paradigma que hay que generar en la Ciudad. Implica entender y comprender que nosotres somos jóvenes, y somos jóvenes porteñes también, y no importan solamente las políticas de cotillón sino que hay realidades en el sur de la Ciudad por ejemplo, donde se hacen ollas populares todos los días porque nuestres compañeres se cagan de hambre». Y sigue: «Creemos que esas propuestas y esas ideas tienen que estar en un plan para la Ciudad de Buenos Aires que nos abarque y que nos contemple, y estamos convencides de que la juventud puede dar ese cambio de paradigma para todes les porteñes».

Al llegar a Plaza de Mayo, referentes estudiantiles de todos los sectores dieron lectura a un comunicado de conjunto. Allí también estudiantes de las escuelas de Moreno recordaron a Sandra y Rubén y pidieron justicia inmediata por su muerte en agosto del año pasado. Luego tomaron la palabra representantes de la FUBA y de la CET para solidarizarse con la movilización y reforzar el camino de unidad estudiantil consolidado fundamentalmente en los últimos cuatro años.

El cierre de la movilización estuvo cargado de mucho ritmo y color con la cumbia que caracteriza a Sudor Marika. Arriba de un escenario montado sobre la Avenida de Mayo, al lado del Cabildo, la banda del momento cantó varios de sus temas más conocidos y, como era de esperarse, cantaron junto a todo el público presente el hitazo «Si vos querés…», dedicada principalmente al jefe de Gobierno. La marcha finalizó con el espíritu que siempre caracterizó a la juventud: con la alegría y el amor que se va gestando a cada paso en las aulas y en las calles.

Foto: Catalina Distefano