La lucha contra el cambio climático

«La crisis climática tiene que ser política de Estado»

Recientemente finalizó en Madrid la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático (COP 25), de la que participaron jefes de Estado, organanizaciones no gubernamentales y colectivos juveniles, entre otros actores. El Grito del Sur habló con Nicole Becker, una de las asistentes a la conferencia, para conocer en profundidad los temas abordados.

Hace pocos días finalizó la 25º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático (COP 25), que se realizó en Madrid con la presencia de jefes de Estado, ONGs y grupos juveniles. Nicole Becker es una de las referentas de Jóvenes por el Clima en nuestro país y fue una de las becadas para participar en la conferencia. En diálogo con El Grito del Sur, la joven de 19 años cuenta su experiencia en Madrid, la importancia de la presencia juvenil en estas instancias y los desafíos que se abren en materia ambiental en nuestro país.

Para Becker, la COP 25 fue «un reflejo de lo que está pasando: un movimiento de jóvenes que está creciendo y es muy fuerte». Una de las cosas que más le llamó la atención fue estar totalmente rodeada de personas que está peleando por lo mismo que ella, pero en distintas partes del mundo. Sin embargo, la joven fue muy crítica de la convención internacional: «Los resultados de la COP fueron bastante terribles, no se llegó a nada, el lema era ¨de la palabra a la acción¨ y eso efectivamente no se vio». «La toma de decisiones sigue estando en manos de las mismas personas y así no estamos avanzando», agregó. Cabe destacar las numerosas protestas que hubo durante la conferencia en Madrid, algo que no se había registrado con tal magnitud en ediciones anteriores.

Luego del emergente juvenil que se produjo en distintas latitudes del planisferio, les jóvenes que se subieron a la ola verde ambientalista con Greta Thunberg como mayor exponente decidieron su presencia en la 25º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático en base a que -según Becker- «decimos las cosas que nadie dice, y además entendemos verdaderamente la gravedad del asunto porque es nuestro futuro el que se ve en juego».

Por último, consultada por los desafíos y el panorama que se presenta tras el cambio de gobierno a nivel nacional, la activista confía en que habrá un mayor lugar para el diálogo con la posibilidad de trabajar en distintas políticas públicas que tiendan a reducir los efectos nocivos de la crisis climática. «El mayor desafío es que la crisis climática empiece a ser política de Estado, esto quiere decir que debe ser transversal y para eso Vaca Muerta, el fracking y la megaminería con la reforma de la ley 7.722 en Mendoza no pueden pasar. Nuestro proyecto de país debe ser otro», concluyó.