Contra la persecución política en las escuelas

La comunidad educativa abrazó a los despedidos de ORT

Docentes, estudiantes, graduades, dirigentes políticos y sociales se acercaron a la sede de ORT en Yatay 240 para solidarizarse con les 10 docentes afectades y exigir su inmediata reincorporación.

Convocados y convocadas por el injustificado despido de 10 docentes de la Escuela Técnica ORT, docentes, familias, estudiantes, graduados y graduadas se acercaron hasta la sede de Yatay 240 para hacer público su reclamo y exigir la inmediata reincorporación de los compañeros y las compañeras afectadas. «Si bien los representantes legales de la escuela no quieren manifestar los motivos de los despidos, las causas obedecen a una persecución pedagógica y sindical», aseguraron en un comunicado desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Casi como una réplica de lo sucedido el año anterior, mientras se acerca el final del ciclo lectivo afloran también los conflictos educativos en la Ciudad de Buenos Aires. En esta oportunidad el conflicto se originó el 6 de diciembre, producto del despido arbitrario de diez compañeros y compañeras de la sede de una reconocida escuela ubicada en el barrio de Caballito. Debido a las formas en que se llevaron adelante los despidos y la falta de argumentos que justifiquen esta desvinculación, desde el cuerpo de delegados y delegadas, así como también desde los sindicatos, aseguran que se trata de una maniobra de persecución política que busca disciplinar a quienes se organizan por el cumplimiento y/o el reclamo de sus derechos laborales. Esto fue justamente lo que denunciaron ayer las personas que hicieron uso de la palabra durante el abrazo a la ORT.

«En estos días no han parado de llegarnos cariñosos y fraternales mensajes de alumnos y alumnas que han quedado totalmente impactados y angustiados con nuestros despidos. Nos han rodeado de solidaridad muchas personas queridas de la escuela. Esto nos llena de fuerzas para pelear por nuestra reincorporación», comentó Lucía Waistein, una de las docentes afectadas.

Sacha Unamuno y Guadalupe Tavella son parte del cuerpo de delegados y delegadas de la escuela y se pronunciaron también al respecto. «A estos despidos, con un claro significado antigremial, los estamos enfrentando con una unidad entre los que integramos la comunidad educativa de ORT nunca vista. En estos días, docentes de todas las áreas, incluso de la sede Belgrano, se han pronunciado contra lo que consideramos un ataque al derecho democrático que tenemos como trabajadores de la educación a organizarnos», explicó Tavella.

Por su parte, Unamuno señaló: «Las autoridades, que hasta el momento han ratificado los despidos, no previeron el enorme repudio a esta decisión, que no para de crecer en estos días». Desde que se dio a conocer la noticia de los despidos, la comunidad educativa de ORT se organizó rápidamente para visibilizar y denunciar la medida. «Repartimos volantes y afiches por la escuela, negocios de la zona, recogimos cientos de firmas solidarias y hemos distribuido una carta abierta a las familias, a través de la cual hemos recibido cariñosas respuestas de padres y madres», agregó el delegado de la escuela.

«Una cosa son los dueños y representantes de la ORT, que despidieron 10 docentes, y otra cosa es la maravillosa comunidad educativa de la ORT que defiende a los 10 docentes despedidos», añadió Eduardo López, secretario general de la UTE durante el abrazo a la escuela afectada.