Demandas feministas de cara al nuevo gobierno

Nuestra agenda en el Ejecutivo

Alberto Fernández dio a conocer su gabinete el viernes e introdujo al Ministerio de la Mujer, Género y Diversidad. Un gobierno neoliberal sale habiendo vaciado programas de género, mientras que otro llega con una abogada de derechos humanos y feminista lista para encabezar el nuevo espacio dentro del Ejecutivo.

A pesar de que el gobierno entrante promete mucho en materia de inclusión de las demandas feministas, no se logró el gabinete paritario: sólo 4 de 21 integrantes serán mujeres, lo que constituye un 19% de presencia femenina. María Eugenia Bielsa encabezará el Ministerio de Hábitat, Sabina Frederic irá a Seguridad, Marcela Losardo a Justicia y Eli Gómez Alcorta será quien dirija el flamante Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, el primero en la historia de Argentina.

El proyecto de este último ministerio fue uno de los primeros anuncios de Alberto Fernández como promesa de campaña. Cambió de nombre varias veces y su impronta generó dudas dentro de los feminismos: luego de la experiencia de Fabiana Túñez en el Instituto Nacional de la Mujer creado por el macrismo quedó comprobado que las instituciones pueden existir, pero para que un gobierno tenga una impronta feminista y produzca políticas públicas dirigidas a mujeres y disidencias hace falta voluntad política. Una voluntad política que tanto el gobierno de Mauricio Macri como la misma Fabiana Túñez demostraron no poseer.

La gestión que se va

Algunos datos sirven para hacer un análisis de la relación del gobierno saliente con las demandas feministas. El INAM tiene como responsabilidad la ejecución del Plan Nacional contra la Violencia hacia las Mujeres. “Para este año el Plan contra la violencia tiene un presupuesto total de 62 millones de pesos, según muestra el monitor presupuestario. Sin embargo, ese monto se redujo a 46 millones y en lo que va de este año, solo ejecutó algo más de 3 millones”, según afirmó un análisis del Diario Página/12.

Varios ministerios o secretarías sufrieron, en ese sentido, recortes y vaciamiento en sus programas orientados a género. En su inicio, por ejemplo, el gobierno de Macri prometió 36 hogares de Protección Integral a nivel nacional y se hicieron sólo 9 (de los cuales ocho comenzaron su construcción durante el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner). Su gestión sub-ejecutó el presupuesto de la Secretaría de Salud para el Programa de Desarrollo de la Salud Sexual y Procreación responsable (24,2%), se llevó el valor del misoprostol de un 12% del salario mínimo a un 47%, se quitó de circulación materiales de ESI, y se perjudicaron con sus políticas de ajuste sobre todo a las mujeres: 1 de cada 4 mujeres menores de 29 años es pobre.

Sabina Frederic será Ministra de Seguridad

La gestión que viene

Como en todos los ámbitos, la lista de demandas para el próximo gobierno es larga y compleja debido a cuatro años de vaciamiento sistemático y políticas con sesgo neoliberal. Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA (Equipo Latinoamericano de Justicia y Género), explica: “la creación de un Ministerio que recupere y lidere la agenda de los derechos de las mujeres y la igualdad genera nuevas expectativas, luego de años de comprobar que desde un lugar de debilidad institucional era muy difícil garantizar la articulación necesaria, el presupuesto indispensable y la jerarquización política de estos temas”.

“El nuevo Ministerio genera expectativas: abordar los problemas de la inequidad desde una perspectiva interseccional, atendiendo a todas las dimensiones allí presentes, articulando las agendas de empleo, autonomía económica, protección social, cuidados, violencias, acceso a los derechos sexuales y reproductivos y participación social y política de las mujeres”.

Como explica la especialista, la inserción de una agenda feminista en políticas públicas implica la articulación desde distintos organismos del Estado. Por ejemplo, el Poder Judicial y las instituciones destinadas a contener denuncias y demandas vinculadas al género. “Los problemas de acceso a la Justicia que se hacen evidentes en los recorridos interminables de las mujeres y personas en situación de violencias frente a instituciones policiales, de la Justicia, de atención social”, agrega. En ese sentido, el Ministerio tiene grandes desafíos por delante, con las complejidades que conlleva la organización federal del Estado.

Marcela Losardo Ministra de Justicia

Como se develó la semana pasada, el Ministerio estará encabezado por una abogada de derechos humanos que trabajó durante los últimos años como defensora de Milagro Sala y también de la weychafe Moira Millán. Además, preside el Movimiento de Profesionales para los Pueblos e ingresó este año a la Comisión Directiva del CELS.

Estos aspectos de su carrera iluminan otra lectura sobre la decisión de que fuera Elizabeth Gómez Alcorta la elegida para ocupar este cargo. A pesar de un contexto adverso para los movimientos sociales durante el gobierno de Mauricio Macri, los feminismos avanzaron sobre discusiones que tuvieron una masificación luego de la aparición de #NiUnaMenos, pero cuyo arrastre permitió hacer visibles demandas históricas dentro de organizaciones sin protagonismo público. Los pueblos originarios formaron parte de esa re-emergencia en la discusión de los feminismos sobre todo en los últimos dos años, cuando lograron imponer dentro del Encuentro Nacional de Mujeres el pedido sobre el cambio del nombre.

María Eugenia Bielsa (Ministerio de Hábitat)

La caracterización de plurinacional fue resistida por algunos sectores, pero asentó en la agenda interna un debate urgente: la integración de una mirada plurinacional que sea también regional para la construcción de feminismos populares. En ese sentido la elección también marca un posicionamiento dentro de qué mirada se tomará para trabajar por los derechos y la equidad.

Con un futuro esperanzador, gracias al reconocimiento del nuevo presidente de la importancia de incluir en su gabinete los temas de géneros e igualdad, aún queda un largo camino por recorrer: la transversalidad de la contención de las demandas dependerá no sólo de la voluntad política de todos los ministros -seguridad, salud, producción, economía, educación, entre otros-, sino también de la persistencia de los movimientos que insistirán, como hicieron todos estos años, en la profundización de las conquistas.

Elizabeth Gómez Alcorta encabezará el Ministerio de la Mujer, Género y Diversidad