Del anuncio a la realidad

¿Es posible investigar la deuda en 15 días?

El Gobierno aseguró que en dos semanas se conocerá un informe con los detalles sobre "el nivel de deuda que se tomó y los destinos de esa deuda". Alejandro Olmos Gaona, uno de los mayores especialistas en el tema, opina sobre los límites y desafíos de esta investigación.

Uno de los primeros objetivos que se planteó el Gobierno en materia económica es resolver el problema de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Durante la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso del pasado 1 de marzo, Alberto Fernández habló de «una resolución ordenada de la crisis de la deuda» y de «un acuerdo sostenible que le permita a la Argentina ponerse de pie». También anunció que «el Banco Central está estudiando qué pasó con los capitales» que terminaron fugándose del sistema financiero.

Esta noticia fue ratificada al día siguiente por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, quien sostuvo que «el estudio lo está haciendo el Banco Central, está analizando el nivel de deuda que se tomó y cuáles fueron los destinos de esa deuda. Una parte pudo haber ido a refinanciar deuda existente, pero otra parte fue claramente a la creación de activos en el extranjero, en castellano a la fuga». El funcionario de máxima confianza del Presidente agregó que «el informe va a estar en 15 días. Los argentinos debemos saber qué sucedió con los recursos, ¿dónde está esa plata? En puentes y en infraestructura no está, claramente».

¿Es posible investigar la deuda en 15 días? Alejandro Olmos Gaona, historiador y especialista en temas de deuda externa, analiza los límites y desafíos que tiene el Gobierno en el marco de la presentación de este informe. En el año 2007, Olmos Gaona fue asesor del presidente Rafael Correa durante «una auditoría que no fue total y tardamos más de 1 año, por lo que algo serio y profundo no se puede hacer en apenas 15 días», según explicó en diálogo con El Grito del Sur.

«Indudablemente la situación actual es muy complicada. La deuda siempre ha sido refinanciada o reestructurada permanentemente y la totalidad de los gobiernos no han querido auditarla ni investigarla. Nunca se solucionó el problema en forma definitiva», explica Alejandro Olmos Gaona. Su visión sobre el accionar que tendrá el Gobierno en su intento de resolver el problema de la deuda está lejos de ser optimista: «Más allá de las prudentes afirmaciones del ministro Guzmán, ahora se va a volver a hacer más de lo mismo. Esto significa renegociar la deuda haciendo algunas quitas y ampliando los plazos, pero seguiremos en el mismo sistema como lo venimos haciendo invariablemente desde el advenimiento de la democracia en 1983. Aquí no hay ningún tipo de idea nueva o no convencional».

Alejandro Olmos Gaona

El trabajo de este conocido historiador viene de familia, dado que su padre llevó adelante un largo proceso judicial contra la deuda pública contraída con los organismos internacionales de crédito y concluyó que se trató de una «deuda ilegítima». Olmos Gaona ratifica el rumbo emprendido por su progenitor: «La Argentina no tendría que pagar deuda que usaron otros o donde se ha violado el orden público. El FMI es responsable de un desmesurado préstamo, que además hizo sabiendo que el país no lo iba a poder pagar. Como al Fondo nadie lo puede cuestionar, lamentablemente el Gobierno sigue atado a esta estructura. Ni el Ministro de Economía ni el Presidente dicen claramente qué piensan hacer con la deuda, más allá de las palabras de que no se va a sacrificar a la gente».

En ese sentido, se mostró escéptico con los resultados que va a mostrar la investigación emprendida por el Banco Central. «Seguramente el tema de la contabilidad pública va a estar bien armado para mostrar que la plata, así como entró, salió después para pagar deuda. Está claro que ha habido una enorme fuga de divisas, pero también pagos de obligaciones anteriores emanadas de los gobiernos de Macri y también de Cristina Kirchner. Supongo que el informe va a decir ¨entraron tantos millones de dólares y se pagaron tantos¨. Eso es lo único que va a salir de esa investigación y con eso no hacemos nada. Pero, ¿quiénes se llevaron esa plata?».

«Me llama la atención que el jefe de Gabinete Santiago Cafiero no diga ni una palabra sobre la descomunal especulación con las letras del Banco Central (Leliq) por casi un billón 250 mil millones de pesos llegando a tasas del 85%. Esa pura especulación habría que investigarla. Si hacemos una investigación parcial, seguiremos en lo mismo», agregó.

Por último, se refirió a los alcances que tendría una auditoría general de la deuda externa: «Una auditoría significa cuántos dólares entraron, cuánta deuda anterior se pagó con esos dólares, quiénes compraron Leliqs -que sólo podían ser adquiridas por bancos y fondos de inversión- y Lebacs durante la gestión Macri, que dejó al Banco Central en estado de quebranto. La máxima autoridad monetaria del país debe realizar una auditoría general de todo lo que pasó, incluyendo el swap con China durante la gestión de Cristina Kirchner. No sé qué van a decir en dos semanas, pero será una cuestión numérica».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Lo que Macri nos deja: deuda, estafa y FMI