Sindicatos contra Larreta

Docentes y estatales en un grito colectivo

UTE-CTERA y ATE Capital marcharon desde la Legislatura porteña hasta el Palacio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para reclamar por la inacción del Ejecutivo local frente a la grave situación que vive el bolsillo de los porteños y la deficiente política educativa en la Ciudad.

El inicio de clases llegó para cristalizar todos los agujeros de la política educativa que viene llevando adelante la gestión macrista en los últimos 12 años. Falta de vacantes, sobrepoblación de las aulas y el cinismo de los funcionarios fueron algunos de los reclamos que llevaron los docentes en su marcha de ayer. Por su parte, los estatales también se hicieron presentes y denunciaron la precarización en la que se encuentra el sector, con unos 18.000 trabajadores monotributistas y más del 75% de ellos con un salario por debajo de la línea de pobreza.

La primera parada de la manifestación fue en la puerta de la Legislatura porteña. Allí, mientras esperaban a la columna de ATE Capital que avanzaba por Diagonal Sur, les docentes que concentraban aprovecharon para escuchar las palabras de sus referentes y hacer un repaso del estado de situación de cada uno de los niveles. Algunos legisladores y legisladoras del bloque del Frente de Todos -tales como Claudio Morresi, Lorena Pokoik, Javier Andrade, Ofelia Fernandez y María Bielli- se acercaron para compartir sus miradas y su apoyo a los reclamos. “Sabemos que cada uno de los datos que mencionó Larreta sobre la educación son mentira, sabemos que no hay 9000 vacantes nuevas, sabemos que no hay 40 escuelas con obras concluidas y las pocas que sí se hicieron son de reemplazo”, remarcó Pokoik en referencia al discurso del jefe de Gobierno de la Ciudad en la apertura de sesiones legislativas. “Este año, el primer proyecto presentado en la Legislatura porteña, es la ley de financiamiento educativo. La educación no puede quedar en manos de la voluntad política de cada gestión, sobre todo porque sabemos que para Larreta y Soledad Acuña la educación es un costo y no una inversión”, continuó la legisladora.

Al reclamo de la escuela “La Banderita”, ubicada en el polo educativo Mugica y enrejada para facilitarle el estacionamiento a los jueces de Comodoro Py, se sumó el reclamo por la inestabilidad laboral de los niveles de educación media y superior. Asimismo, se analizaron los avances en la situación del jardín del hospital Ramos Mejía. “En estos días se dio un paso gracias al fallo judicial favorable, pero debemos seguir reclamando, porque es hora de que abran el jardín del hospital Ramos Mejía donde funcionaba. Ese edificio sí está en condiciones de recibir a los pibes pero el gobierno, al decidir el traslado, dejó caprichosamente a 350 pibes sin vacante. Esto se da en el contexto de una ciudad donde faltan 24.000 vacantes, de las cuales aproximadamente 14.000 son del nivel inicial”, afirmó la secretaria de nivel inicial de UTE, “Monona” Gutiérrez.

En la intersección de las calles Perú e Hipólito Yrigoyen, las columnas de los sindicatos de docentes y estatales se fusionaron para comenzar la marcha hacia el palacio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “En la CABA no sólo no nos aumentan el salario sino que nos lo bajan, porque además aumentaron los impuestos que paga el monotributo”, afirmó Daniel «Tano» Catalano, secretario general de ATE Capital y adjunto de la CTA Nacional, en el escenario que aguardaba en las puertas de la sede del Ejecutivo local. “No queremos que se especule con la educación y la salud, no queremos ser víctimas de un gobierno que elige todos los días que nosotros vivamos en peores condiciones. Por eso le decimos a Horacio Rodríguez Larreta que no solamente queremos queremos discutir nuestro marco salarial, queremos también presupuesto real para la salud y que todas las escuelas sean lugares dignos para nuestras pibas y pibes”, agregó.

Por su parte, Eduardo López dialogó con El Grito del Sur sobre el motivo de la movilización y analizó las políticas educativas del Gobierno porteño. “El domingo Larreta dijo que le importa la educación y al día siguiente cerró un jardín. Ya pasaron 4 días desde la fecha de comienzo de clases y sigue habiendo 24.000 chicos sin vacante. El jefe de Gobierno habla para las cámaras”, lanzó el referente de UTE y secretario gremial de CTERA.

Eduardo López. Foto: Catalina Distefano

Al ritmo de los bombos sonó el canto que mejor describía la situación:“Unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode, se jode” / “Unidad de las trabajadoras y al que no le gusta, que se joda que se joda”.