Con el encierro creció la cantidad de femicidios

Violencia de género en cuarentena

La violencia machista aumenta a pasos agigantados desde que comenzó la cuarentena. Aunque desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad intentan reforzar las medidas de contención, la situación se agrava constantemente.

En menos de 23 horas llega un micro de Buenos Aires a Jujuy; en menos de 23 horas un avión traza su recorrido hasta España; en menos de 23 horas ascendió al Aconcagua el alpinista peruano Holmes Pantoja Bayona; y en menos de 23 horas se pueden ver aproximadamente 10 películas. En contraste, entre enero y febrero del 2020 una mujer murió cada 23 horas en Argentina. De estos femicidios, el 66% fueron cometidos por parejas o ex parejas y el 59% en la casa de la propia víctima. Sólo en los primeros cinco días de marzo ya se contabilizaban cinco muertes más.

El aislamiento social obligatorio por la expansión del coronavirus recrudeció la situación de la violencia de género, ya que expuso a las mujeres a convivir con su agresor.

Unos de los últimos femicidios conocidos en nuestro país fueron el de Cristina Iglesias en Monte Chingolo -cuyo principal sospechoso es su pareja, con quien pasaba la cuarentena- y el de Claudia Repetto en Mar del Plata por parte de su ex pareja. En el caso de Claudia, la carátula inicial de la causa fue “doble averiguación de paradero” y se tardó dos semanas en cambiarla.

La subsecretaría de Políticas contra la Violencia por Razones de Género del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, Flavia Delmas, explicó en diálogo con Radio Estación Sur: “Las búsquedas son muy complejas porque requieren de personas afectadas que tienen que estar en los lugares. Además hay decisiones que toma el Poder Judicial en torno a las búsquedas y las formas en que se realizan”. Sobre el caso de Claudia Repetto agregó: “Hasta que la fiscalía cambió la carátula pasaron muchos días que son preciosos. Nosotras, por nuestra práctica militante, tenemos muy en claro que en estos casos las carátulas de búsqueda de paradero pueden esconder una tentativa de femicidio, un femicidio o una situación de trata. Con los elementos con que se cuenta se ve claramente cuando una persona se fue por voluntad propia y cuando una persona está desaparecida y no puede volver porque no se lo permiten o porque le han quitado la vida”.

Recursos

Desde el 16 de marzo aumentaron un 30% las llamadas al 144, la línea que brinda atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género las 24 horas los 365 días del año. Desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad están trabajando para reforzarla y sumaron un mail y un número de Whatsapp al cual acudir, ya que realizar una llamada telefónica en un contexto de violencia de género puede resultar peligroso. Además lanzaron un mapa de centros de atención para las mujeres que releva estos lugares en todo el país. En caso de violencia familiar, se puede recurrir al 137 y al 911 para emergencias.

Desde la Defensoría General de la Nación (DGN) y lanzo un comunicado con recomendación  para que adopten los organismo públicos y las jurisdicciones correspondientes. Éstas se basan en los dictados del Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (MESECVI). Entre las medidas, se encuentran la habilitación de juzgados de turno en cantidad suficiente para responder a la demanda, la ampliación de los espacios de aislamiento obligatorio y la prórroga de la validez de las medidas de protección dispuestas en expedientes judiciales por violencia de género, doméstica o intrafamiliar. Esta última fue aceptada por la Superintendencia de la Cámara Nacional en lo Civil, que decidió extender hasta el 18 de mayo las medidas que hayan vencido entre el 8 de febrero y esa fecha. Si bien por ahora esto aplica solamente para la Ciudad de Buenos Aires, los camaristas instaron al resto de las provincias a que lo apliquen. Finalmente, la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) implementó una sala de espera auxiliar para evitar las aglomeraciones de gente.

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, declaró en Radio La Tribu al respecto: “Lo que hemos hecho es plantear que se reduzca todo lo que tenga que ver con la violencia. Estamos poniendo el centro ahí y, en el caso de las personas trans, en los problemas económicos de mayor necesidad”. “Esta pandemia llega justo en el momento en que nosotras recién estamos construyendo institucionalmente el Ministerio, pero pondremos al alcance todas las herramientas para las situaciones más graves que sabemos que se agudizan”.