Lanzaron el programa "Promotores Comunitarios"

«Esto sienta un precedente sobre la valorización de las tareas de cuidado»

El Gobierno viene impulsando un paquete de medidas para ayudar a los sectores más vulnerables. Carolina Brandariz, directora de Cuidados Integrales y Políticas Comunitarias del Ministerio de Desarrollo Social, habla sobre el lanzamiento del programa "Promotores Comunitarios" en los barrios populares.

Luego de la polémica por la enorme aglomeración en los bancos tras su reapertura y en el marco del paquete de leyes que lanzó el Ejecutivo nacional para atender las necesidades de los sectores más vulnerables, el Ministerio de Desarrollo Social lanzó el programa «Promotores Comunitarios». Éste dictamina que aquellas personas que perciben el salario social complementario oficiarán de promotores y promotoras en los barrios más humildes, garantizando el cuidado de quienes están en riesgo durante esta pandemia. «Promotores Comunitarios parte del diagnóstico de que cuarentenear no es lo mismo en cualquier territorio, y en los barrios populares -donde muchas de las necesidades más urgentes se resuelven en forma comunitaria- es muy importante poder abordar estas cuestiones», explica a El Grito del Sur Carolina Brandariz, directora de Cuidados Integrales y Políticas Comunitarias de la cartera que conduce Daniel Arroyo.

Uno de los datos más destacables de esta iniciativa tiene que ver no sólo con la labor esencial que desarrollarán, sino con la valorización de las tareas de cuidado a través de este programa. Además del salario social complementario de 8500 pesos que perciben estas personas, se les pagaría otra cifra de igual monto, llegando a percibir eventualmente un total de 17 mil pesos. «Este programa sienta un precedente respecto de la valorización económica y salarial de las tareas que va a llevar adelante un promotor o una promotora», plantea Brandariz. Y sigue: «Cuando discutimos la co-responsabilidad o la democratización de las tareas de cuidado es muy importante que estén acompañadas por medidas concretas de valorización tanto social como económica del tiempo del cuidado, de modo tal que esas tareas efectivamente no sean necesariamente feminizadas ni sean llevadas adelante únicamente por mujeres, sino que incluso puedan ser una oportunidad para el conjunto».

Para llevar adelante estas tareas se han ido conformando Comités de Emergencia en cada uno de los barrios más humildes y se han empezado a ordenar las acciones a realizar. El objetivo es que los promotores y las promotoras comunitarias abastezcan de alimentos, distribuyan elementos de higiene y limpieza, e identifiquen a aquellas personas que están en situación de riesgo. Además, debido a la numerosa cantidad de hechos de violencia de género, los promotores y las promotoras prestarán especial atención para identificar estas situaciones y brindar asistencia. Brandariz explica: «Es muy importante que las organizaciones sociales puedan ser empoderadas desde la política pública para garantizarle los elementos y la información suficiente que permita llevar adelante la resolución sanitaria de cuidado y de autocuidado».

La funcionaria de Desarrollo Social asegura que la importancia de este programa radica en la respuesta estatal a las desigualdades y vulnerabilidades preexistentes que quedan al descubierto en este contexto de crisis. «Es necesario dar cuenta de la realidad de los barrios populares a la hora de una circunstancia como es la cuarentena, donde hay que contemplar que las condiciones habitacionales no están a la altura de la garantía del derecho, que hay mucho hacinamiento y que hay mucha gestión comunitaria sobre la cual se resuelve el cuidado», sentencia.