Crítica respuesta desde el ascenso

La dura carta de futbolistas a Tevez

El colectivo Futbolistas Unidxs, que agrupa a una gran cantidad de jugadores y jugadoras del ascenso, realizó un descargo contra las desafortunadas declaraciones de Carlos Tevez, quien dijo que "cualquier futbolista puede vivir 6 meses sin cobrar".

En el programa de Alejandro Fantino por América TV, Carlos Tevez habló del parate futbolero por el coronavirus y dijo que «los futbolistas podemos vivir 6 meses o 1 año sin cobrar». Estas declaraciones provocaron un fuerte disgusto en las categorías del ascenso, cuya realidad económica se aleja demasiado de la pequeña élite de futbolistas que cuenta con varios millones de dólares en sus bolsillos.

«Que le avisen a Tevez que en el ascenso hay jugadores que viven el día a día con los sueldos y que estamos un par de meses sin cobrar, y muchos tienen la misma inquietud que cualquier trabajador normal que si no cobra se le complica vivir», twitteó ayer Luis «Pupi» Salmerón, experimentado delantero que hoy se desempeña en el club Los Andes. Otro futbolista del ascenso, Federico Presedo (Atlanta), le dijo que «los sueldos del ascenso no son lo mismo que lo que seguramente estés ganando vos en Boca. Nuestros sueldos son muy variados, a muchos ni siquiera les alcanza para vivir, a otros les alcanza para vivir al día y capaz a otros pocos, porque son los menos, les alcanza para vivir y ahorrar algo».

En ese marco, el colectivo Futbolistas Unidxs -que agrupa a una gran cantidad de jugadores y jugadoras del ascenso- escribió una carta en la que responde a las declaraciones del ídolo de Boca Juniors. Titulado «El ex esclavo que juega al amo», el descargo sostiene que «lejos quedó aquel pibe de Fuerte Apache que hoy se codea y se identifica con el poder» y asegura que «la realidad del 90% de los y las futbolistas es totalmente distinta. Muchos amateurs, muchos con parte de nuestros contratos arreglados de manera informal, venimos sufriendo con mucha incertidumbre esta situación».

Futbolistas Unidxs

«Quizás no entramos en los estándares de futbolista que imagina Tevez. Sus declaraciones hacen referencia a una pequeña élite que nada tiene que ver con la situación de la gran mayoría. De allí que no nos extrañe que ni él, ni muchos otros, que pusieron el grito en el cielo para que se pare el fútbol, suelan no acompañar a los jugadores del ascenso para que se terminen los contratos en negro, por la profesionalización total del fútbol femenino, para que los partidos del ascenso se jueguen los fines de semana y no entorpezca a los y las que tenemos otros trabajos, entre otras demandas por las que venimos luchando», explica otro de los párrafos de la carta.

El referente de Futbolistas Unidxs, Sebastián Vidal, expresó en diálogo con El Grito del Sur que «esas declaraciones cayeron como un balde de agua fría porque desde nuestro sector estábamos planteando la posibilidad de organizarnos y ver cómo seguimos, en el sentido de que la estamos pasando muy mal. Más allá de que él quizás haya querido tener una muestra de solidaridad, estas declaraciones invisibilizan la realidad que está viviendo la gran mayoría y aportan a un imaginario colectivo de que ¨el futbolista es eso¨. Tenemos entre 6 mil y 7 mil futbolistas -hombres y mujeres- profesionales, y esa realidad de la que habla Tevez no debe llegar al 10% de éstos».

En cuanto a la suspensión de todas las categorías del fútbol por tiempo indeterminado, Vidal dijo que «es complicado porque los clubes plantean que no están teniendo ingresos, que obviamente los socios dejan de pagar las cuotas, que no se venden entradas a los partidos y que los sponsors se bajan. Esto es la previa a que no le paguen al futbolista o le paguen menos». «Muchos de nuestros contratos en el ascenso están en negro, es decir están arreglados de palabra, y esta precarización laboral nos afecta mucho más en este contexto», concluyó el referente de Futbolistas Unidxs.