Combo explosivo

Cinco días sin agua y un virus que avanza en la Villa 31

Mientras ya se registran 13 casos confirmados de coronavirus en la Villa 31, vecinos denuncian falta de agua desde el sábado pasado. En plena pandemia, Horacio Rodríguez Larreta desconoce un derecho esencial para mantener la higiene y prevenir el contagio.

En sus recomendaciones generales sobre cómo prevenir el COVID-19, el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires explica: «Lavate las manos frecuentemente, es decir, cada 2 horas y además cada vez que vas al baño, antes y después de comer, al ingresar de la calle a tu casa o trabajo, después de tocar dinero o llaves, después de toser o estornudar (si usaste tus manos)». «Evitá tocarte la cara con las manos sin antes haberte lavado con agua y jabón o alcohol en gel», agrega.

El coronavirus llegó a la Villa 31 la semana pasada. El primer caso afectó a una mujer de mediana edad, quien fue trasladada a una Unidad Febril de Urgencia (UFU) en un hospital porteño. Ocho días más tarde, ya se sumaron otros 12 casos confirmados por la Secretaría de Integración Social y Urbana, que informó estar realizando un seguimiento de los «contactos estrechos» de estas personas.

Mientras la pandemia empieza a expandirse por el barrio, los vecinos y las vecinas denuncian haberse quedado sin agua desde el sábado pasado. Esto les imposibilita cumplir con todos los protocolos sanitarios y mantener su higiene personal. «Bajó la presión nuevamente y distintos sectores se quedaron sin agua. Se hicieron reclamos por todos lados. El lunes AySA envió un camión y repartió agua, pero muchos no llegaron a salir y hubo algunas zonas del barrio donde no pudo ingresar. Ni las iglesias ni los comedores tienen agua», señala a El Grito del Sur Héctor Guanco, integrante de la Mesa de Urbanización Participativa y Rotativa del Barrio Carlos Mugica.

Adela Britos, presidenta de la Junta de Consejeros Vecinales del barrio, cuenta que «este problema ya viene del año pasado y ahora se complicó más. Tuvimos una reunión con AySA y nos dijeron que no tienen ningún problema en hacer llegar el agua a los vecinos, pero nos dicen que la instalación que tenemos no está habilitada para eso». «Ni siquiera hay agua en las viviendas que se hicieron nuevas», resalta la dirigente barrial.

María del Carmen Díaz, quien forma parte de la Coordinadora de Villas, coincide en que «desde el inicio de la urbanización el agua empezó a tener poca presión. Ahora somos varias manzanas sin agua, es una vergüenza porque el agua es primordial para higienizarse. Ya hay varios contagiados de coronavirus en el barrio y nadie viene a desinfectar las calles. Vivo gastando en alcohol en gel porque no hay agua para lavarse. Estamos abandonados completamente por el gobierno de Larreta».

Frente a los reclamos de los vecinos, la Secretaría de Integración Social y Urbana le pateó la pelota a AySA por la baja presión en las cañerías de la red interna. La empresa suministradora se encuentra actualmente realizando un plan integral de mejora y mantenimiento de las instalaciones en varias zonas de la Ciudad. Mientras cientos de habitantes peregrinan con baldes por las calles y pasillos del barrio esperando encontrar algún camión aguatero, la administración de Horacio Rodríguez Larreta se desentiende de un problema que no es menor: el acceso al agua potable y segura.

Esta situación quedó en evidencia tras una acción de amparo presentada por organizaciones sociales con trabajo territorial en diferentes villas de la Ciudad. Allí, el Gobierno porteño respondió que el único responsable de garantizar el agua es la empresa AySA. «El GCBA es el titular del servicio público de agua potable y saneamiento, mientras que la empresa AySA es sólo la concesionaria. Por este motivo, resulta llamativo que el Gobierno porteño -siendo el titular del servicio público- se comporte como totalmente ajeno a la demanda de las familias», aseguraron desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad, patrocinadora del amparo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Se confirmó el primer caso de coronavirus en la Villa 31