Pandemia en la CABA

El coronavirus llegó al Hospital Ramos Mejía

Con 3 enfermeras contagiadas y 38 trabajadores en aislamiento, el Ramos Mejía anunció que suspende los servicios de Neonatología y Obstetricia. Los trabajadores denunciaron falta de insumos y anunciaron una protesta para este lunes a la mañana.

La dirección del Hospital Ramos Mejía informó ayer el cierre de los servicios de Neonatología y Obstetricia, tras confirmarse los primeros tres casos positivos de COVID-19 y luego de que el Servicio de Infectología del establecimiento recomendara la cuarentena para 38 trabajadores que podrían haber estado en contacto con las enfermeras infectadas.

La noticia disparó las alarmas por la situación de los trabajadores y las trabajadoras de la salud en la Ciudad de Buenos Aires, la falta de insumos y la desidia de las autoridades. En esta misma semana se conocieron casos de contagio en el Sanatorio de la Providencia, el Hospital Italiano y algunas clínicas privadas de la Ciudad. Sin embargo, ésta es la primera vez que se confirman contagios en un hospital público y el abastecimiento de insumos por parte del GCBA vuelve a estar en el centro de la escena.

Claudio Gómez, delegado del Hospital Ramos Mejía, explicó a El Grito del Sur que son dos las enfermeras confirmadas y que esperan los resultados del hisopado de una tercera trabajadora. «Ayer salió una resolución de las autoridades del hospital anunciando que se cierra el servicio de Neonatología y el de maternidad. Además tenemos a mas de 30 enfermeras en cuarentena por 14 días», afirmó Gomez.

Cuando los aplausos no alcanzan

De los casos confirmados, una de las trabajadoras se encuentra internada en el Hopital Italiano y las otras dos en el Sanatorio Mendez, donde se espera el resultado del tercer caso sospechoso. «Venimos reclamando más insumos y mejores, no solamente más cantidad sino mejor calidad. Este jueves presentamos un recurso de amparo en la Justicia ya que, si bien nuestra compañera contrajo el COVID-19 en el Sanatorio Franchin, lo trajo al hospital y ayer no había ni siquiera barbijos quirúrgicos», agrega Gómez. «La gente se desespera y encima terminamos comprando barbijos en la farmacia y gastando de nuestra plata. Lo más grave es que muchas veces no tenemos ni siquiera los barbijos N95, necsarios para ver a pacientes con sospecha de coronavirus», agregó el delegado.

Desde el gremio señalan que los trabajadores se vienen desempeñando en 6 turnos, que todos necesitan los barbijos N95 para atender a pacientes pero que los insumos escasean. «La semana pasada recibimos una donación muy precaria, de unos barbijos que se rompen de la nada», sentencian.

En este contexto, los trabajadores y las trabajadoras de la salud anunciaron que este lunes a las 10 de la mañana realizarán una protesta en la puerta del Hospital para visibilizar la situación y seguir reclamando por más y mejores insumos.