Curas apoyan el impuesto a las grandes fortunas

Una oración para gravar a los más ricos

El Grupo de Curas en Opción por los Pobres se manifestó en favor del "impuesto de emergencia a las grandes fortunas" impulsado por el oficialismo. "El virus ha dejado expuesta aún más la injusticia y ésta es una ocasión de dar un paso hacia una mayor igualdad", aseguran.

El Grupo de Curas en Opción por los Pobres emitió esta tarde una declaración en el marco de la lucha contra la pandemia que azota a casi todo el mundo y que golpea fuertemente a los sectores más vulnerados de la sociedad. Allí dejaron en claro su respaldo al impuesto a las grandes fortunas que propone el oficialismo y definieron esta iniciativa como una oportunidad para tener «una Patria más justa y más fraterna».

Citando al Papa Francisco, quien en una entrevista con el diario La República (Italia) dijo que «es evidente que los que no pagan impuesto no sólo cometen un delito sino un crimen», los sacerdotes sostuvieron que «no sólo creemos que este impuesto es necesario, sino también que no debiera ser sólo para esta contingencia de la emergencia sanitaria por el Covid-19, sino un impuesto permanente en favor de los más pobres y de una mayor equidad en el cuerpo social (como ya existe en muchos países que suelen usar de ejemplo económico muchos de los que aquí se oponen a ello)».

En otro párrafo del comunicado, el Grupo de Curas en Opción por los Pobres advirtió que «hay muchos intereses para presentar esta iniciativa con adjetivos confiscatorios o buscando generar temor en la población». Luego de señalar a los «medios de comunicación» como parte de ese engranaje, los curas villeros invitaron al conjunto de la población a respaldar esta iniciativa. «Creemos que es el momento de vislumbrar un país más justo. El virus ¨invisible¨ ha dejado expuesto aún más el virus de la injusticia, nuestra injusta vida social, la ha puesto ante nuestros ojos, la ha hecho más ¨visible¨. Es una ocasión de dar un paso hacia una mayor igualdad», aseguraron.

A las puertas de un nuevo debate parlamentario que suscita el rechazo de los bloques más conservadores en el Congreso, los sacerdotes entienden que «no será fácil esta lucha pero será una lucha por una Patria más justa y más fraterna».

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No es motín