La pesada herencia macrista

¿Por qué las personas con VIH podrían tener factores de riesgo?

Jose María Di Bello, presidente de la Fundación Grupo Efecto Positivo, plantea que el desmantelamiento del sistema público de salud durante la gestión macrista pone en desventaja a muchas personas con VIH al momento de prevenir el contagio del COVID-19.

A pesar de que no hay datos que indiquen que las personas con VIH sean más propensas a contagiarse del COVID-19, Jose María Di Bello, activista LGBT y presidente de la Fundación Grupo Efecto Positivo (GEP), se anima a cuestionar esto poniendo el eje en la vulneración de derechos que sufrió dicha población durante la gestión macrista. «En nuestro país los cuatro años de macrismo significaron cuatro años de faltantes de medicamentos. En muchas ocasiones las personas con VIH han tenido que interrumpir sus tratamientos, y particularmente los dos últimos años ha habido faltantes de reactivos para saber la carga viral», dice.

«Cuando yo me refiero a que el VIH también es un factor de riesgo incrementado frente al COVID-19 lo digo en relación a que nosotros hemos copiado las recetas del norte, la receta de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS), asesores, médicos, infectólogos y científicos que dicen que son factores de riesgo aquellas personas con VIH que tienen menos de 350 CD4. Pero como nos pasa siempre cuando copiamos esas recetas y las traspolamos a nuestros países, a nuestra región, las cosas no resultan tan iguales como en el primer mundo», explica Di Bello en diálogo con El Grito del Sur.

Jose María Di Bello, activista y presidente de la Fundación GEP. Foto: Catalina Distefano

El presidente de la fundación GEP asegura que el desfinanciamiento que sufrió el sistema público de salud durante los últimos cuatro años, la falta de medicación, la interrupción de los tratamientos y consultas ponen en desventaja a muchas personas para enfrentar el coronavirus. Y suma, además, las enfermedades que porta cada persona previamente producto del extenso período de toma de medicamentos y sus consecuencias en los cuerpos. «Las personas que tomamos medicación anti retroviral desde hace muchos años tenemos seguramente algún otro tipo de cuestiones como diabetes y enfermedades cardiovasculares», asegura.

«En nuestro país las personas con VIH mayoritariamente se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad, muchas de ellas cobrando pensiones no contributivas, que en los últimos años de macrismo se intentaron sacar. Con lo cual son personas que además no cuentan con una dieta saludable, ni con posibilidades de acceso a tener una actividad física», advierte Di Bello. Y concluye: «Hay muchos factores para tener en cuenta. Las recomendaciones tienen que estar contextualizadas, tienen que estar dentro de lo que es la realidad y de lo que significaron los cuatro años de desmantelamiento de las políticas públicas de salud. No debemos nunca traspolar las recetas del hemisferio norte y en particular las recetas de la OMS así como así, hay que contextualizarlas siempre».

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

«Tener VIH no te hace más vulnerable al COVID-19»